Compártelo en tus Redes Sociales:

El OLIVAR DE MIEL como diseño paisajístico

Nota de prensa enviada por Javier Domínguez, Paisajista

Un olivar de miel consiste en setos de aromáticas entre hileras de olivos, se aprovecha el espacio intermedio entre los árboles para producir miel y aceites esenciales.

Pero no son meras filas ramplonas de aromáticas entre filas ramplonas de olivos, no se trata de reproducir el esquema del monocultivo sino de enriquecerlo medioambiental y paisajísticamente. La naturaleza es bella tiene sentido hacer diseños agrícolas hermosos.

Un olivar de miel es un olivar adehesado. ¿Qué significa esto?

Una dehesa es una formación arbórea tal que si se abandona el terreno se recuperará como bosque mediterráneo. La dispersión de los árboles en solitario o en bosquetes asegura, por su disposición, que el bosque se cerrará si se abandona la dehesa.

Lo mismo sucede con el olivar de miel. Los arroyos, caminos, lindes, herrizas y cárcavas del olivar invitan a espacios de actuación donde se adehesa el olivar, tal como hace Olivares Vivos.

olivar de miel
Fuente: Fran Martínez Raya

Ese es un primer paso. Otro consiste en aprovechar las pequeñas islas aquí y allá para crear bolsas de aromáticas y proporcionar al olivar un incipiente sotobosque.
Un tercer paso es el olivar de miel en sí mismo, los setos de aromáticas entre las hileras de olivos.

Caben muchas soluciones que no sea la de filas de monocultivo de aromáticas entre filas de monocultivo de olivos. Caben muchas soluciones que no sea duplicar el esquema preexistente.

Por ejemplo jugar con la cubierta vegetal. Setos de aromáticas armónicamente dispuestos con una cubierta vegetal que le da continuidad hacia los árboles. Diversidad de flores y olores.

Puede que los setos estén plantados formando curvas aquí, rectas allá, espacios intermedios vacíos ó con otras aromáticas de mayor o menor porte. De la misma forma que no todas las aromáticas retienen con la misma eficacia la tierra fértil y el agua que se pierden con las lluvias, no todas tienen porqué tener una misma altura por criterios estéticos.

olivar de miel
Fuente: Fran Martínez Raya

Buscando aromáticas de seis floraciones consecutivas para que la abeja se alimente durante medio año se logran cromaticidades diversas, y de la misma forma que el color es un elemento estético también lo es la altura o la frondosidad de la planta.

Hay que tener en cuenta que se está complementando un monocultivo pelado, sin sotobosque, con la única presencia en ocasiones de una cubierta vegetal herbácea. De ahí que cuando ésta exista el complemento con el diseño de los setos de aromáticas sea fundamental.

Se logra así un adehesamiento del sotobosque respecto a los olivos, esto es si se abandonara el olivar las aromáticas invadirían más terrenos intermedios. Si a eso se suma la presencia de otros árboles como hace Olivares Vivos se lograría un adehesamiento potencial del territorio, lo cual enriquece mucho la dinámica de los suelos y prepara al territorio frente a la erosión.

Hay múltiples posibilidades de diseño de los setos de aromáticas. Los setos de aromáticas, dispuestos en paralelo a las líneas de cota, mitigan las inundaciones y la erosión.

 El aspecto final de un olivar de miel es un olivar adehesado, muy bello y eficaz.

Actuaciones setos y aromáticas

1250 metros seto de retama y aulaga y romeros salteados.
1500 metros seto de aulagas y retamas simple (una linea a 0,5 alternando planta)

En aromáticas vamos a sembrar en tramos de 50 metros tres por línea por lo que tendremos 150 metros de aromática por cada calle