Compártelo en tus Redes Sociales:

Kibo No Kabe del genial Tadao Ando

Kibo No Kabe, el Muro de la Esperanza (Wall of hope), una de las obras de mayor relevancia de Tadao Ando se encuentra en su ciudad natal, Osaka. Esta urbe acoge a esta estructura vegetal de gran belleza, como puede apreciarse en la siguiente fotografía: 

Kibo No Kabe

Este arquitecto japonés es uno de los profesionales que mejor ha sabido aunar la naturaleza y la edificación realizada por el ser humano, al ser capaz de incluir el verde vegetal en el hormigón de la ciudad.

La sensacional obra Kibo No Kabe, consiste en un armazón de acero inoxidable edificado el 5 de noviembre del 2013 próximo al edificio Umeda Sky Building. El Muro de la Esperanza es un elemento conmemorativo del 20 aniversario de la construcción de dicho edificio.

Una de las principales particularidades del Muro de la Esperanza, además de sus dimensiones (9 metros de altura y 78 metros de largo), es que está compuesto por unas 900 macetas que contienen 50 especies vegetales diferentes, por ejemplo camelias (Camelia japonica). Esta muralla se conforma, de esta manera, como un vergel dentro de la ciudad de Osaka.

Otro elemento arquitectónico erigido por Tadao Ando en sinergia directa con la naturaleza son las terrazas ajardinadas de Hyakudanen, situadas en Osaka, en este caso en su bahía.

Tadao Ando realiza un proyectado especial de estas terrazas, simulando un tablero de ajedrez compuesto por 100 unidades de 4,5 metros de lado. Estos espacios contienen diferentes especies vegetales que embellecen el entorno.

Kibo No Kabe

Las flores predominantes en estas terrazas ajardinadas pertenecen, sobre todo, a la familia Compositae (Asteraceae), teniendo una especial relevancia las especies del género Crisanthemum y las margaritas. Por ello, el amarillo y el anaranjado inundan estos entornos. Otros ejemplos de especies que pueden contemplarse en este emplazamiento son Rudbeckia, Euryops, Aster, Leucanthenum, Arctotis o Calendula.

En definitiva, la obra de este arquitecto, Tadao Ando, merece ser conocida. Por lo que, de visitar Osaka no puede dejar de visitarse el Muro de la Esperanza (Wall of Hope) o las terrazas ajardinadas de Hyakudanen. Seguro que estas bellezas arquitectónicas no dejarán de sorprender a sus visitantes.