Ciudades-Parques-Jardines y Techos VerdesConvocatorias-Ferias

Los PARQUES Y JARDINES de Donostia – San Sebastián merecen ser visitados.

Compártelo en tus Redes Sociales:
 banner

Esta ciudad localizada a orillas del mar Cantábrico ofrece como reclamo unas vistas espectaculares y una gastronomía sin igual. Pero, además, acoge otros tesoros que merecen ser descubiertos, sus parques y jardines.

Aquellos que se acercan a la Parte Vieja quedan gratamente sorprendidos al observar los jardines localizados a su entrada, en el Boulevard. En estos parterres las plantas de temporada, por ejemplo tulipanes (Tulipa spp.), alternan con altos plataneros (Platanus hispanica) y castaños de indias (Aescullus hippocastanum).

Cerca del Boulevard se encuentra el parque de la Plaza de Gipuzkoa, compuesto por una serie de jardines con un cierto aire de bosque inglés diseñados, al igual que propios del Parque de Cristina Enea, por el jardinero francés Pierre Ducasse. Este parque posee un lago habitado por ánades y cisnes que termina, en su extremo norte, en un estanque repleto de nenúfares (Bynogaea spp.). En uno de sus jardines, además, se observa un reloj vegetal que señala las horas a los habitantes de Donostia – San Sebastián.

Tras visitar la Playa de la Concha, se podrá acceder al Parque del Palacio de Miramar a través del Pico del Loro. Quien se adentre por sus senderos se deleitará al contemplar los setos de Acanthus, Euonymus y hortensias (Hydrangea macrophylla), los pinos (Pinus spp.), hayas (Fagus sylvatica) o los naranjos (Citrus cinensis), entre otras especies vegetales.

El parque del Palacio de Miramar ofrece unas inmejorables vistas de la isla Santa Clara, de la playa de Ondarreta y de sus jardines. En este barrio donostiarra, el Antiguo, se localiza el Parque de Zubimusu, remanso de paz donde se puede disfrutar de un estanque rodeado de vegetación de diversa índole como, por ejemplo, fresnos (Fraxinus excelsior), castaños de indias (Aescullus hippocastanum) o, incluso, de ciertas especies de Bambú.

Además de los parques y jardines mencionados, Donostia – San Sebastián dispone de otros parques y jardines de interés como son el de Urgull, Ulía o el Parque de Aiete, entre otros.

Así pues, La Bella Easo además de festivales culturales, gastronomía y unas buenas vistas, tiene mucho más que ofrecer a sus habitantes y visitantes. Por todo ello, seguro que aquellos que descubran los verdes tesoros de esta ciudad quedarán gratamente satisfechos.

Galería de Imágenes: 
Pulsar sobre cada miniatura para acceder a la foto ampliada

 


Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.