Compártelo en tus Redes Sociales:

Seguramente habrás visto en fotografías y películas esculturas talladas en hierba. En Paisajismo Digital te mostraremos un lugar muy especial ubicado al noreste de Estados Unidos, el Jardín de Animales Verdes de Rhode Island, espacio que dio origen al arte topiario en Norteamérica.  

Green Animals: De casa de campo a jardín botánico

Todo comenzó en 1872, cuando Thomas E. Brayton adquirió una casa de campo ubicada cerca de la bahía de Narragansett en Portsmouth, en el estado Rhode Island. Los espacios verdes de la propiedad eran de, aproximadamente, 28000 m2. A partir de 1912, el jardinero de la casa, Joseph Carreiro, se dio a la tarea de comenzar, mediante la poda ornamental, a crear esculturas con los arbustos de los jardines de la finca, que era utilizada como cultivo vegetal.

En 1939 el señor Bryton falleció y su hija Alyce se hizo cargo de la finca. Amante del arte topiario, la señorita Bryton derogó en Carreiro y George Mendonca la realización de cientos de topiarias talladas a mano para culminar la transformación de la finca en un jardín ornamental, renombrándola como “Green Animals” (Animales Verdes), ya que la mayoría de esculturas eran animales.

Arte Topiario
Fuente: yellojkt

Los trabajos se extendieron durante décadas y el Jardín de Animales Verdes se convirtió en un famoso paraje turístico, contando con la visita de varios jefes de Estado y celebridades norteamericanas debido a su originalidad. La señorita Bryton murió en 1972 y dejó el jardín en manos de la Sociedad de Preservación del condado de Newport, organización sin fines de lucro que se ha encargado de la administración y preservación de Green Animals hasta la fecha.

Su increíble colección de esculturas florales

Cientos de esculturas talladas en árboles y arbustos adornan los 35 parterres formales que componen el jardín. Las obras más antiguas están hechas con boj (Buxus), especies de pequeños y densos arbustos y árboles de hoja perenne nativos del noreste de Estados Unidos.

También abundan los Ligustros, flores pequeñas que forman panículos ideales para alimentar a las aves, aunque muy venenosas para los humanos. El Pivet es la especie dominante en el jardín una especie perenne originaria de California.

Las nuevas esculturas están compuestas, principalmente, de Tejo inglés (Taxus baccata), planta vascular de follaje denso y grueso que solo debe ser podado un par de veces al año.

La entrada del jardín y los alrededores de la casa presentan esculturas con formas cónicas y clásicas, mientras el interior está compuesto por animales, arcos y formas contemporáneas que ayudan a demarcar los parterres.

Un fantástico lugar con 80 animales esculpidos en hierba

Sin duda, son los animales los que se roban la atención en este jardín. Decenas de especies han sido retratadas a gran escala sobre la hierba, con soportes de hormigón y madera perenne de boj.

80 árboles esculpidos dan vida a osos de peluche, un camello, una jirafa (que tuvo que ser reconstruida al ser descabezada por un huracán en 1938), perros, elefantes y dos osos creados en ligustro son parte del repertorio animal del jardín.

Arte Topiario
Fuente: Americana The Beautiful

Incluso un unicornio y un reno se han sumado al grupo de figuras emblemáticas del lugar, en donde también hay áreas vegetales y un invernadero en donde se cultivan las plantas exclusivas para las nuevas esculturas, además de árboles frutales y cultivos vegetales y florales.

Green Animals también cuenta con el museo The Victorian Brayton 1859, en donde se encuentran juguetes característicos de la época decimonónica y algunas pertenencias originales de la familia Bryton, como los muebles de su recibo principal. Una tienda de recuerdos completa un lugar fantástico para visitar en familia. Anualmente se realiza una fiesta gratuita para todos los niños de Rhode Island a la que asisten miles de personas.

El arte topiario: icono de la conservación ambiental

Los zoológicos vegetales son una excelente forma de promover la conservación ambiental mediante el embellecimiento del urbanismo. Sus esculturas se convierten en fuentes de dióxido de carbono ideales para la conservación de flores y aves, además de promover el turismo y la conciencia ciudadana para el cuidado del ecosistema.

El arte topiario consiste en darle formas ingeniosas a árboles y arbustos mediante la poda ornamental para embellecer parques y jardines. Esta corriente artística tuvo su origen durante el Imperio Romano, época en la cual los jardineros de los imponentes palacios comenzaron a tratar de imitar las esculturas artísticas de la arquitectura moderna mediante el corte de la hierba.

Su apogeo tuvo lugar en el siglo XVII, siendo André Le Nôtre su principal exponente. Le Nôtre era el jardinero del rey Luis XIV de Francia. Su ingenio y conocimientos en arquitectura le ayudaron a diseñar los jardines del palacio de Versalles, el cual adornó con majestuosas esculturas hechos solo con árboles y arbustos. Desde entonces, esta técnica comenzó a utilizarse en toda Europa, cambiando solo la tendencia de las formas plasmadas (esferas, rombos, arcos, animales…) con el paso de los años.

En los años 90, el filme norteamericano Eduardo Manostijeras popularizó el arte topiario, ya que el protagonista era especialista en realizar esculturas podando arbustos con sus manos acuchilladas. Actualmente los jardines topiarios se han consolidado como una sugerente alternativa para los ayuntamientos municipales en todo el mundo, ya que este tipo de jardines son espacios ideales para complementar cualquier proyecto de desarrollo urbano de forma amigable con el medio ambiente, además de ser un excelente atractivo turístico para las localidades.

En Latinoamérica se han inaugurado recientemente jardines de este tipo en ciudades como Lima, donde el zoológico vegetal Animárboles abrió sus puertas en 2012, un parque único en Suramérica. Otros jardines como el Cementerio de Tulcán (Ecuador, 1932) y el Parque de topiarios de Zarcero (Costa Rica, 1964) completan lo más destacado del arte topiario en América.

¡Anímate a hacer tu propia escultura!

Como habrás visto, el arte topiario es una técnica muy sencilla que puedes iniciar en el jardín de tu casa para dar formas ingeniosas a tus plantas y arbustos. ¿Qué necesitas? Dejar fluir tu imaginación y manejar el guante podador con precaución. Acá te dejamos una lista con las especies más idóneas para realizar esculturas topiarias:

Árboles:

  • Ciprés (Cupressus sempervirens)
  • Ficus benjamina (Ficus benjamina)
  • Ficus nitida (Ficus microphylla=Ficus nitida)
  • Leilandi (x Cupressocyparis leylandii)
  • Pitosporo (Pittosporum tobira)

Arbustos:

  • Ligustro (Ligustrum ovalifolium)
  • Boj (Buxus sempervirens)
  • Hiedra (Hedera helix)
  • Laurel (Laurus nobilis)
  • Tejo (Taxus baccata)

Siendo los árboles la materia prima del arte topiario, se puede decir que se cumple a cabalidad el propósito del arte por el arte: se reutilizan hojas y arbustos para dar vida y color a los jardines botánicos acorde a la imaginación del artista.

Si quieres estar al tanto de las últimas tendencias del arte topiario, síguenos en nuestras redes y déjanos saber tus impresiones sobre nuestros contenidos. En Paisajismo Digital siempre tendremos espacio para ti en nuestra comunidad online.


Opt In Image
Suscribete a nuestras noticias sobre Paisajismo, Cursos y Promociones
Compártelo en tus Redes Sociales: