Compártelo en tus Redes Sociales:

Jardín seco es el significado literal de xeriscape, término del que deriva la palabra xerojardín, concepto que surgió tras una grave sequía que asoló determinados lugares de Estados Unidos como, entre otros, Colorado.

La xerojardinería promulga un empleo razonable y eficiente del agua al construir jardines. Por tanto, en su diseño es primordial la prevención del derroche de agua.

¿Qué plantas se emplean al proyectar un xerojardín?

Al elegir las especies vegetales a implantar en este tipo de entornos, se tiende a seleccionar cactus y plantas grases debido a su tolerancia a la sequedad.

También es frecuente escoger vegetales autóctonos ya que están aclimatados al ambiente en el que se situarán.

Xerojardineria

Una selección adecuada de plantas para un xerojardín puede ser, por ejemplo, la yuca (Yucca elephantipes), el mirto (Myrtus communis), la adelfa (Nerium oleander), el romero (Rosmarinus officinalis), la acacia de tres espinas (Gleditsia Triacanthos) o la chumbera (Opuntia spp.).

Conceptos de interés en xerojardinería

En la proyección del jardín adquiere gran importante el requerimiento hídrico de las plantas elegidas. Por ello, el xerojardín se dividirá en 3 áreas: una seca donde se instaurarán las plantas autóctonas que no precisen riego, otra de riego moderado con vegetales que precisan poca agua y otra región húmeda que no será muy grande.

El césped puede reemplazarse por corteza de pino, plantas tapizantes, masas arbustivas, grava o pavimento para evitar el elevado consumo de agua de éste verde elemento.

Usar un revestimiento que cubra las plantas ayuda a preservar la humedad, impide la aparición de malas hierbas, protege las raíces y posibilita que el terreno filtre mejor el agua.

Otra recomendación es eludir el empleo de compuestos fitosanitarios y promover el control biológico de plagas. 

En resumen, con un buen proyecto de jardinería y una adecuada elección de especies vegetales, se puede obtener un xerojardín de gran belleza y pocos requerimientos hídricos. Una vez construido, sólo quedará disfrutar de este entorno.