Compártelo en tus Redes Sociales:

Localizado en el valle del Yerri, a unos 13 kilómetro de Estella, hace las delicias de sus habitantes durante los calurosos meses de verano.

El pantano de Alloz, donde los barbos (Barbus barbas), carpas (Cyprinus carpio) y truchas (Salmo trutta) habitan de manera habitual, queda rodeado de pinos (Pinus spp.), matorrales, quejigales (Quercus faginea) y pastizales, recibiendo sus aguas directamente del río Salado.

Alloz

Además, es un lugar donde vecinos del valle se reúnen para descansar, tomar un refrescante baño, pescar, realizar deportes acuáticos como el surf o la vela e, incluso, realizar alguna ruta de senderismo por los bellos paisajes que rodean este maravilloso entorno.

Así pues, quien esté interesado en la práctica de estas actividades, puede que precise saber que en Lerate, situado en las proximidades del embalse de Alloz, se encuentra el camping de Aritzaleku.

Una ruta de la que puede disfrutar toda la familia es la que circunvala la orilla del embalse de Alloz. Se trata de un recorrido que parte del municipio de Lerate, pasaría por Muzki y por la ermita del Pilar, concluyendo de nuevo en Lerate. El tiempo estimado para realizar este trayecto, con algo más de 10 kilómetros, es de 2 horas y 30 minutos.

Pero, quienes estén pensando en poner a prueba su resistencia, puede optar por planificar una ruta de mayor dureza, rodeando el pantano de Alloz pero partiendo desde Estella.

En este caso el recorrido alcanzaría unos 46 km y un desnivel de 1100 km. Tras salir de Estella, se dejarían atrás los pueblos de Lorca y Villatuarta. También se transitaría por Muzqui, Esténoz, Muez y Riezu donde se debería coger el camino que da acceso a la foz del río Ubagua. En la última fase del recorrido se dejaría atrás Levate, Riezu, Azcona, Arizala y Eraul, para concluir de nuevo en Estella.

Pero, quien no esté preparado para grandes excesos, siempre podrá disfrutar de una tarde tranquila en el embalse de Alloz y luego visitar otras bellezas cercanas como, por ejemplo, el Nacedero del Urederra o la iglesia románica Santa María de Eguiarte

En cualquier caso, merece la pena visitar el embalse de Alloz ya que seguro que quien a este bello lugar se acerque pasa una relajante jornada. Así pues, los amantes de la naturaleza no pueden dejar de apuntar este lugar en sus agendas.