Compártelo en tus Redes Sociales:

Jardines de Cecilio Rodríguez

Hoy Paisajismo Digital te lleva a uno de los jardines más hermosos de Madrid, el Parque del Retiro, el cual ha sido tanto criticado como alabado, debido a su cuidado y exclusividad, como también por su belleza y armonía. Allí se encuentra el equilibrio perfecto de las ideas del jardinero paisajista español Cecilio Rodríguez, quien entregó todo su corazón en los jardines del Parque del Retiro.

Breve reseña histórica de Cecilio Rodríguez

Cecilio Rodríguez Cuevas nació en Valladolid, en 1865 y falleció en 1953, en Madrid. A los 8 años descubrió su pasión por las plantas, cuando trabajó como ayudante de jardinero en el Ayuntamiento de Madrid.

Su desarrollo como jardinero se centró en la combinación del paisajismo natural y la arquitectura, diseñando bellos jardines donde su centro era, por ejemplo, una hermosa plazuela con piso de cerámica, rodeado de hermosos setos podados al estilo topiario.

Jardines de Cecilio Rodríguez
Estatua de Cecilio Rodríguez erigida por el Ayuntamiento de Madrid en 1949.

En el año 1914, fue nombrado jardinero mayor del Parque del Retiro, jardín de 118 hectáreas, icono turístico de Madrid. Rodríguez fue reconocido mundialmente por su trabajo en este histórico complejo, en donde combinaba la naturaleza, las creaciones artificiales y un estilo único en España, siendo la Rosaleda del parque su mejor obra. Este gran trabajo, posteriormente, le impulsó a ser nombrado director general del Departamento de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Madrid.

El Parque del Retiro de Madrid

El Parque del Retiro es un jardín y parque histórico situado en Madrid. Fue construido a mediados del siglo XVII, como un proyecto paisajístico para el palacio del Buen Retiro.

Al principio, fue un jardín totalmente exclusivo a la realeza, pero en 1767 el rey Carlos III otorgó la entrada al público con fines recreativos. Luego, a partir de 1868, la posesión del Parque del Retiro pasa a manos del Ayuntamiento de Madrid, dando el acceso total a visitantes y habitantes de la ciudad con horarios pautados.

Aunque el parque sufrió grandes daños durante la Guerra de la lndependencia (1808-14) y la Guerra civil (1936-39), tras ser reconstruido y remodelado en reiteradas oportunidades todavía conserva y enmarca muchos de los elementos originales del diseño del parque.

Jardines de Cecilio Rodríguez en el Parque del Retiro

Son llamados jardines de Cecilio Rodríguez en honor a su creador, pero realmente son áreas que forman parte del Parque del Retiro. Al entrar al parque, nos encontramos con una de las áreas donde Rodríguez expuso su gran talento. En esta zona encontramos las 8 columnas, que son ocho pilares de granito que fueron parte de una especie de edificación mucho antes de ser un área de jardín. No se sabe a ciencia cierta el origen de las mismas.

Jardines de Cecilio Rodríguez

También, observamos la hermosa y muy famosa fuente de las gaviotas, la cual fue donada en 1962 por la Embajada de Noruega al Parque del Retiro, una preciosa fuente cuadrática con una gran piedra en la parte central de la fuente donde se alzan las esculturas de las gaviotas.
Jardines de Cecilio RodríguezUn dato curioso es que las siete gaviotas que están ahora en la fuente son totalmente nuevas y de acero inoxidables, ya que las anteriores sufrieron deterioro por el paso del tiempo.

Por otra parte, se observan los maravillosos pinos piñoneros (Pinus pinea). Estos árboles se encuentran distribuidos en la entrada que da a la fuente de las gaviotas y alrededor de la misma. Además, observamos los cipreses (Cupressus) que han sido podados con las técnicas de arte topiario para darles formas rectangulares que adornan y dan un toque de sofisticación, unido a las losetas blancas y negras que asemejan un tablero de ajedrez. 

Jardines de Cecilio Rodríguez

Otras plantas que podremos encontrar en esta misma área son los nenúfares (Nymphaea tetragona) o lirio pigmeo, ubicados específicamente dentro de la fuente, plantas que, al momento de florecer, nos deleitan con sus hermosos tonos blancos, rosas y verdes.

No podríamos olvidar a los hermosos setos evónimos (Euonymus japonicus) o boneteros del Japón, podados en forma de circunferencia para lucir sus tonos amarillos y verdes.

Tambien embellecen el recinto, los pavos reales que son protagonistas absolutos del lugar.
Jardines de Cecilio Rodríguez
Al continuar con el recorrido por el parque, nos encontramos con otra obra del jardinero paisajista, la fuente de la bellota. Esta es una pequeña fuente de no más de 1,30 metros de alto que tiene en su punta una especie de bellota esculpida.
Jardines de Cecilio Rodríguez
La fuente se encuentra en medio de un estanque circular, donde encontramos a las Zantedeschia aethiopica, también llamadas Calas, que deslumbran con su elegante flor blanca y su centro amarillo, sembradas en 3 pequeños círculos sumergidos dentro del estanque de la fuente.

Este espacio que enmarca la fuente, se encuentra limitado por cannas (Canna indica), planta perenne vivaz que puede alcanzar hasta 3 metros de altura. Esta planta presenta hermosas flores, en la coronación de los tallos, durante el verano, hasta bien avanzado el otoño.

Jardines de Cecilio Rodríguez

Una de las más hermosas obras de Cecilio, es la zona de los estanques largos. Allí nos encontramos con cuatro grandes estanques rectangulares, adornados por camineras de losetas entre negras y blancas, pequeños arbustos bien podados que forman pequeños muros a lo largo de los estanques; también hermosos cipreses podados en formas cilíndricas, rectangulares y circulares que se combinan con el paisaje artificial que generó nuestro artista para adornar.
Jardines de Cecilio Rodríguez
Una conclusión paisajista

Cecilio Rodríguez fue uno de los grandes exponentes de la jardinería y el paisajismo español del siglo XX. Con su labor demostró su gran creatividad y vivacidad para generar hermosos escenarios naturales y artificiales, sin dejar de lado la seriedad y gran cuidado por su trabajo, llegando a implementar medidas polémicas para preservar estas obras.

Su preocupación por preservar sus diseños y conservar impolutos los espacios naturales le valió la antipatía y el repudio de muchos madrileños durante su vida. Sin embargo, el tiempo ha sabido reconocer la labor de Cecilio Rodríguez, y su espíritu paisajista conserva un lugar muy especial dentro del gran complejo botánico del Parque del Retiro.