Compártelo en tus Redes Sociales:

Paisajismo Digital  trae para ti a los Jardines de Suzhou, Patrimonio de la Humanidad, para que puedas conocer y apreciar un poco acerca de estas maravillas que se remontan a la época de las grandes dinastías Chinas, lugar donde diseñadores buscaban encontrar un equilibro entre hermosas historias y el esplendor de la naturaleza que los rodeaba; aquello permanece hasta hoy en día.
 Jardines de Suzhou

Reseña histórica de los jardines de Suzhou

En principio, los jardines de Suzhou eran creados en casas particulares para personas de alta importancia dentro de la sociedad, o en lugares emblemáticos de la ciudad. Comenzaron a ser diseñados luego de la fundación de la ciudad, como capital del Reino de WU en el siglo VI. A partir de lo mencionado,  el rey de Wu, comienza a estructurar hermosos jardines en las casas reales, generando inspiración en aquellos que apreciaban esos majestuosos ambientes.

En Suzhou llegaron a  existir más de 200 hermosos y complejos jardines, los cuales, en su mayoría eran privados, aunque durante la invasión japonesa en 1938 una gran parte de estos fueron destruidos.

Los jardines de Suzhou, en su mayoría fueron construidos durante la dinastía Ming y la dinastía Qing, con una antigüedad de casi mil años, conservando la arquitectura clásica de los jardines chinos, donde se representan los cuatro infalibles elementos: El agua, expresada en los estanques naturales y artificiales, junto a los ríos. Las rocas, visibles en puentes, caminos y construcciones. Los pabellones, los cuales permiten contemplar la grandeza de la cultura antigua de China y de esa región específicamente, además de toda la flora endémica de la zona.

Las plantas más comunes que encontramos en estos jardines son los árboles de Bonsái, los cuales son cultivados en pequeñas masetas y lugares específicos dentro de los jardines, creando pequeños bosques.  Nenúfares o Flor de Loto, que pueden ser apreciados cerca y dentro de los estanques, con sus hermosos colores cuando florecen. Por otra parte, también hallamos los Salix sepulcralis o árbol de Sauce, el cual se viste con sus ramas que caen y crean la apariencia de una cabellera femenina.

 Jardines de Suzhou

En 1997 los jardines fueron reconocidos por la Unesco como patrimonio de la humanidad, lo cual generó que se llevaran a cabo nuevos mecanismos para su cuidado y resguardo, como por ejemplo la ley de la República Popular de China sobre la protección de reliquias culturales.  Al principio eran solo cuatro jardines, pero luego en el año 2000 fueron reconocidos los otros cinco. Están representados por: El Jardín del administrador humilde, Jardín Liuyuan, Jardín del maestro de redes, Villa de la montaña abrazada por la belleza, Jardín Ouyuan, Jardín de cultivo, Pabellón de las olas azules, Jardín de los leones y Jardín Tuisiyuan.

 Jardines de Suzhou

Un vistazo a cuatro de los jardines más emblemáticos de Suzhou

Jardín del administrador humilde: Es considerado como la madre de los jardines chinos y uno de los más hermosos creados. Éste fue diseñado y construido durante la dinastía Ming al rededor del año 1500, y es uno de los más grandes  aún existentes, con unas impresionantes cinco hectáreas de extensión. Se encuentra dividido en tres grandes sectores: central, este y oeste, y contiene numerosos puentes que interconectan pequeñas islas con grandes pabellones que permiten contemplar la majestuosa combinación de arte, cultura y naturaleza.

 Jardines de Suzhou

Jardín del maestro de redes: está ubicado en el distrito de Gusu y es uno de los jardines más pequeños conocidos, con tan solo media hectárea, pero de increíble belleza. Fue diseñado durante la dinastía Song en el año 1174, y  restaurado en el siglo XVIII. Es el ejemplo perfecto de la combinación entre el arte, la naturaleza, y la arquitectura para crear una obra maestra. El creador de este jardín, se inspiró en la simple y solitaria vida de un pescador.

Pabellón de las olas azules: Fue edificado durante la dinastía Song, entre los años 1360 y 1645, en el lugar donde anteriormente estaba un jardín de flores imperial. Se encuentra totalmente cercado por un foso de agua y alberga en su interior el famoso Templo de los quinientos Sabios, donde se hallan esculpidas más de 550 representaciones de lo que fue la historia de Suzhou.

Este el más antiguo de los jardines de Suzhou que permanecen hasta el momento. El jardín pasó a manos de distintos dueños durante el tiempo, lo cual lo llevó a deteriorarse, pero fue restaurado por Song Luo el gobernador de la provincia Jiangsu en 1696. En el año 1955 fue abierto al público, y en el 2000 paso a ser parte del Patrimonio de la Humanidad.

Jardín de los leones: el nombre de este bello jardín es derivado de las formas de las rocas, que se dice tienen parentesco a leones. Fue diseñado y construido durante la dinastía Yuan en 1342, y es el único de los jardines de Suzhou hecho de rocas, que permanece hasta la fecha. Su creador fue un antiguo monje quien decidió rendir honor a su maestro.

Es reconocido por su elaborada y detallada gruta de rocas. La cueva está dividida en un laberinto que posee nueve senderos, grandes extensiones de agua y cascadas ocultas entre los árboles, además, impresionantes torres y pabellones que le dan ese toque de armonía y belleza.

Una conclusión al estilo oriental

Paisajismo Digital no podía dejar de darle un espacio a la historia de los Jardines de Suzhou que se remota a las narraciones de generaciones pasadas, las cuales cuentan que, desde hace más de 2000 años los nativos locales vivían cerca del gran Rio Yangtsé generando desarrollo económico y social en esa localidad. Es allí donde da comienzo lo que hoy se conoce como patrimonio de la humanidad, y algunos de los jardines más antiguos.

La invitación es para que el paisajista profesional y amateur siga indagando más acerca de estos hermosos y antiguos jardines, y conozca un poco acerca de lo que fue el nacimiento y desarrollo de los Jardines de Suzhou a través de varias dinastías, hasta la llegada de la modernidad y lo que se tiene planeado para el futuro.