Compártelo en tus Redes Sociales:

El Boj, una especie cuya plasticidad permite al jardinero entrenado, generar atractivas formas arbustivas

Esta planta, de entre 1 y 1,5 m de altura y no más de 5 m, se encuentra sobre todo en forma arbustiva, siendo una elección interesante para conformar setos en áreas ajardinadas.

Uno de los principales atractivos del boj (Buxus sempervirens), es que presenta un follaje denso y espeso debido, en parte, a que posee un tronco bastante ramificado.

Boj, Buxus sempervirens

Las hojas del boj, pequeñas y terminadas en punta, poseen una plasticidad interesante que permite al jardinero avezado generar atractivos setos y arbustos. Son simples, coriáceas, perennes y opuestas. Estas hojas son verde oscuro brillante por el haz y verde amarillento por el envés.

Este vegetal posee pequeñas flores, carentes de pétalos, asociadas en inflorescencias axilares, de color blanco y de un aroma desagradable. En cuanto a las ramas del boj, toman un color verde cuando son jóvenes que se vuelve grisáceo claro o amorronado a medida que envejecen.

El boj es capaz de asentarse en todo tipo de suelos, aunque prefiere los terrenos neutros o algo calizos. Aun así, es recomendable, sobre todo en caso de plantar ejemplares en verano, rociarlo con abundante agua.
Boj, Buxus sempervirens
Es preferible elegir una localización en semisombra, puesto que en caso de situarse en lugares donde reciben directamente los rayos del sol tienden a secarse ligeramente en verano. Aun así, tolera el sol si se asienta en terrenos húmedos.

A la hora de realizar las labores de poda, es preferible realizarlas en primavera hasta que adquiera la dimensión deseada. Una vez que esto ocurre, se recomienda podar el boj en junio.

Boj, Buxus sempervirens

Una de las principales desventajas del boj es que suele ser sensible al ataque de hongos. Esto es, suele padecer enfermedades causadas por este tipo de patógenos como el chancro (Pseudometria rousseliana), el moteado de las hojas causado por Mycosphaerella patouillardi, la roya (Puccinia buxi) o la podredumbre de la raíz (Phytophthora cinnamomi).

Aun así con unos cuidados adecuados se puede obtener plantas de boj sanas y vigorosas que inunden nuestros parques y jardines. Por ello, seguiremos disfrutando de este vegetal en las áreas verdes de nuestros pueblos y ciudades.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar