Compártelo en tus Redes Sociales:

El GERANIO toma balcones y terrazas este verano

banner

La variedad que muchos aficionados a la jardinería imaginan al escuchar esta palabra es la del geranio común (Pelargonium x hortorum) puesto que es el más habitual en macetas y jardines.

Esta planta posee hojas redondeadas de color verde intenso, con una franja marrón oscura característica y son suaves por tener un tacto aterciopelado. Además, de su follaje emana un perfume característico cuando se fricciona.

Las flores del geranio común se desarrollan en inflorescencias, poseen un gran colorido (blancas, rojas, rosas o salmón), siendo su forma redonda y compacta.

geranios

Taxonomía del geranio común

Este vegetal pertenece al género Pelargonium que se clasifica dentro de la familia Geraniaceae, del orden Geraniales de la clase Rosopsida que, a su vez, se engloba en la división Magnoliophyta del reino Plantae.

Las flores del geranio común surgen a partir de mayo y la floración de este vegetal continúa hasta que comienzan las primeras heladas invernales.

¿Qué precisa el Geranio Común para su desarrollo?

Este vegetal prefiere localizarse a pleno sol, pero es recomendable que quede resguardada cuando el sol más calienta.

Las heladas afectan negativamente al geranio común, al no ser capaz de aguantar los fríos extremos. Por ello, durante invierno es recomendable establecer medidas de preservación para condiciones climáticas gélidas.

Geranio

El geranio común precisa poco riego y, de hecho, no aguanta el encharcamiento. Así pues, es suficiente realizar dos riegos semanales en primavera y verano, mientras que en otoño con un único riego será suficiente y en invierno no será preciso aportar agua a no ser que posean flores.

Esta planta suele sufrir el ataque de la mariposa del geranio (Cacyreus marshalli) que afecta al geranio cuando el calor del verano comienza. Uno de los síntomas característicos asociado a este agente infeccioso es la aparición de orificios negros en el tallo, debido a las perforaciones que causan las orugas en las zonas por las que penetran al vegetal.

Aun así, con unos adecuados cuidados se puede disponer de unas vistosas plantas de geranio en balcones y terrazas soleadas, debido a su resistencia al sol y a su fácil cultivo. Por ello, muchos lugares seguirán ofreciendo los bellos colores del geranio a los curiosos paseantes.