AgendaCiudades-Parques-Jardines y Techos Verdes

La GARGANTA DE LOS INFIERNOS, una maravilla por descubrir

Los Pilones
Compártelo en tus Redes Sociales:

Garganta de los Infiernos

Situada en el Valle del Jerte (Extremadura), esta reserva natural de alrededor de 6.927 ha, está comprendida entre la Sierra de Tormantos, la de Gredos y el río Jerte.

La Garganta de los Infiernos es un entorno que atrae anualmente a numerosos visitantes por su frescor y belleza natural, al contar con numerosos arroyos, saltos de agua, cascadas y unas marmitas gigantes conocidas como Los Pilones.

Los Pilones

Las formaciones naturales anteriormente mencionadas, Los Pilones, han sido generadas por la acción erosiva del agua sobre las estructuras rocosas propias de este entorno natural, principalmente granito y gneis.

La altitud de la Garganta de los Infiernos varía entre los 300 y los 2000 m. Este hecho junto a la humedad presente en esta zona potencian el desarrollo de una flora de elevado valor ecológico.

De esta manera, quien se adentre en esta reserva natural podrá disfrutar de diferentes tipos de vegetación como, por ejemplo, la propia de pastizales alpinos, piornales serranos, bosque caducifolio y bosque de ribera.

Garganta de los Infiernos

La genciana (Gentiana lutea), el azafrán (Crocus sativus) o el brezo (Erica sp.) son individuos característicos de los pastizales alpinos localizados en las cimas de la Garganta de los Infiernos.

Una mención especial merecen, dentro del bosque caducifolio, el castaños (Castanea sativa) y el (Prunus cerasus), por ser especies vegetales de gran importancia económica en la región. Además, también son especies arbóreas de este tipo de ecosistemas el madroño (Arbustus unedo), el roble (Quercus spp.) y el espino (Crataegus sp.).

Así mismo, la Garganta de los Infiernos, por su abundancia de áreas húmedas, es hábitat de interés para el sauce (Salix sp.), el aliso (Alnus sp.), el fresno (Fraxinus excelsior), el acebo (Ilex aquifolium), el abedul (Betula pendula) o el tejo (Taxus baccata).

Por otra parte, esta reserva natural se caracteriza por acoger una cuantiosa fauna autóctona, entre la que se encuentran ciertas especies en peligro de extinción.

Cabe mencionar, entre los animales que encuentran cobijo en la Garganta de los Infiernos, el desmán (Galemys pyrenaicus), la nutria (Lutra lutra), el gato montés (Felis silvestres), la jineta (Genetta genetta) o la cabra montés (Capra pyrenaica).

Por último, no se puede olvidar mencionar algunos ejemplos de aves que pueden otearse en las inmediaciones de este entorno, como son el mirlo (Turdus merula), la abubilla (Upupa epops), el azor (Accipiter gentiles), el halcón peregrino (Falco peregrinus), el milano (Milvus milvus), la cigüeña negra (Ciconia nigra) o el buitre leonado (Gyps fulvus), entre otros.

Por todo lo dicho, La Garganta de los Infiernos hará las delicias de los amantes de la naturaleza. Por ello, merece acercarse al norte de Extremadura para conocer este bello entorno.
Seguro que sus visitantes no olvidarán este espacio en mucho tiempo.

Galería de Imágenes:
Pulsar sobre cada miniatura para ver la foto ampliada


Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.