Compártelo en tus Redes Sociales:

Los JARDINES DEL TEMPLO SENSOJI, una joya que merece ser visitada
Sensoji es el templo más antiguo e importante de Tokio y constituye un motivo más que suficiente para visitar el barrio de Asakusa

Tokio, a pesar de ser una gran urbe, posee áreas donde su población y visitantes pueden relajarse, hacer deporte o disfrutar de la naturaleza, entre otras actividades.

Uno de estos lugares es el templo de Sensoji  Sensoji  y los jardines que lo rodean, entorno situado en el barrio de Asakusa Asakusa que es famoso por celebrar todos los años un carnaval de estilo brasileño.

Pero, si este distrito de Tokio es conocido es debido a que en Asakusa se sitúa, además de otros santuarios, el templo budista de Sensoji que está consagrado a bodhisattva Kannon.

Jardines del Templo SENSOJI

El templo de Sensoji o Templo de Asakusa Kannon fue fundado en el siglo VII, concretamente en el año 268, siendo, por tanto, uno de los santuarios más antiguos de Tokio.

Una construcción principal denominada Sensoji Hondo, junto con una pagoda de 5 plantas componen el santuario de Sensoji. Además, esta edificación queda rodeada por unos jardines de estilo japonés que contribuyen a ampliar el aire de misticismo que emana.

Jardines del Templo de SENSOJI

Estos jardines a los que se accede según se entra al templo por su área lateral izquierda, disponen de corrientes de agua que refrescan el entorno, elegantes puentes, así como estatuas, altares y un templo sionísta (santuario Asakusa).

En estos jardines adyacentes al templo de Sensoji no faltan los elementos naturales. Esto es, las plantas, setos y árboles embellecen particularmente este lugar. Además, este entorno dispone de estanques en los que nadan alegremente, entre otras especies, peces japoneses (Carassius auratus).

Entre las especies vegetales más destacables de los jardines del templo Sensoji, se puede hacer una especial mención a los cerezos japoneses (Prunus serraluta), árboles que también abundan en el parque Sumida localizado entre los puentes de Azuma y de Sakura.

Por último, cabe mencionar que quien quiera visitar el templo de Sensoji no tiene que pagar precio alguno puesto que su entrada es gratuita.

Así pues, quien viaje a Japón, en concreto a Tokio, no puede dejar de acercarse al templo de Sensoji para perderse por sus místicos jardines. Seguro que sus visitantes quedarán prendados de ellos.