Compártelo en tus Redes Sociales:
Un jardín es un espacio único, exclusivo y casi personal. Por este motivo, Fernando Pozuelo y su equipo diseñan espacios irrepetibles que se conciben teniendo en cuenta los gustos personales, las expectativas e inquietudes de cada cliente.La idea de regalar un jardín en lata surge como una forma diferente de acercar el arte del paisajismo a los usuarios.

Para este singular regalo se puede elegir uno de los dos modelos de jardines que ofrece la firma Fernando Pozuelo Landscaping Collection: Por un lado los Jardines Simbólicos, concebidos para la lata blanca, que están creados para espacios que tengan, al menos, una extensión de 250 metros cuadrados y que se caracterizan porque interactúan con las personas, de tal forma que aparecen esculturas afines a la personalidad del cliente.

El significado de cada una de ellas solo cobra sentido en el jardín, que refleja una idea que se puede conocer a partir del mapa simbólico que se entrega cuando la obra termina.
Los Jardines Escénicos, que irán incluidos en la lata negra, son un viaje en el tiempo que trasporta al paseante a través de una experiencia llena de secretos y misterios. Estos espacios, son algo más que lugares bonitos. Cada uno tiene un nombre y oculta un secreto que solo será conocido por sus dueños.

Para desvelarlo tendrán que acceder a las tres llaves del misterio. La primera es el espacio en sí mismo, las otras dos llaves son obras de arte: un relato y un cuadro gracias a los cuáles se pueden visualizar las otras dimensiones del jardín lo que, a su vez, permitirá encontrar el misterio oculto del recinto.

Fernando Pozuelo ha querido reunir en un regalo de Navidad la esencia de sus jardines sin dejar de apostar por la exclusividad y saber hacer, señas de identidad de la firma desde sus inicios. El precio para el jardín en lata blanca es a partir de 6.000 euros y para el jardín de lata negra a partir de 12.000 euros.