Compártelo en tus Redes Sociales:

Shenzhen

SHENZHEN, la ciudad referente de la modernidad china sustentable

Paisajismo Digital te presenta la ciudad de Shenzhen, un pequeño pueblo de pescadores, el cual dió un giro de 360 grados tras conservar su arquitectura original prácticamente intacta por casi 1500 años, hasta convertirse en una de las más impresionantes metrópolis tecnológicas de China y el mundo; un referente en telecomunicaciones, desarrollo de inteligencia artificial y renovación urbanística.

Breve repaso por la historia de Shenzhen

Shenzhen se encuentra ubicada en la costa sur de la provincia de Cantón, en la República Popular China. La vida de la ciudad fue fundada hace más de 4000 años. Sus primeros habitantes eran agricultores y pescadores que se encargaban de trabajar la tierra para consumo propio.

De esta manera permaneció la ciudad hasta mediados del siglo XVI donde, al ser establecido el condado de Xinan, se abrió una vía para la estabilización económica de la región, siendo la producción de té, la sal y especias su principal fuente de trabajo.

En el año 1979, por mandato del gobierno central de China, el condado de Xinan fue reconocido como prefectura, lo cual provocó que la ciudad de Shenzhen se convirtiera en una Zona Económica Especial, dando paso a la industrialización, el comercio a gran escala, el urbanismo masivo, grandes fuentes de empleo y un acelerado aumento de la calidad de vida.

Así comenzó la transformación total de un pueblo de pescadores y agricultores de unos 50000 habitantes, para ese entonces, hoy día consolidado como una de las más grandes metrópolis de la tecnología en todo el mundo; hogar de 12 millones de personas.

Esta ciudad alberga algunas de las más grandes compañías telefónicas y de desarrollo tecnológico del mundo, como: Huawei, OnePlus, Tencet, Zte, entre otras. Por otra parte, es reconocido por sus grandes avances en ingeniería y construcción, donde se destaca el Ping An Finance Center, el cuarto edificio más alto del mundo, y por el desarrollo orientado al campo de la inteligencia artificial. Esto la ha catapultado a ser una de las ciudades con mayor auge económico en China y ser llama el Solicon Valley de Asia.

Shenzhen como ciudad sustentable

Una ciudad sustentable es aquella que permanece en constante construcción y desarrollo en sus diferentes ámbitos de trabajo, los cuales se avocan a solucionar problemas existentes, a mejorar la calidad de vida y crecer económicamente.

Shenzhen

Cabe acotar que una ciudad sustentable no presenta un modelo específico para un proyecto a ser ejecutado en otro lugar, sino que cada urbe trabaja en función de sus necesidades o la visión a seguir para la transformación de la misma.

Shenzhen es un ejemplo de ciudad sustentable, ya que presenta un gran avance en el desarrollo de algunas características que distinguen las ciudades sustentables: el mejoramiento de la calidad de vida, la renovación e innovación urbana, el desarrollo de sistemas para controlar la contaminación ambiental y el crecimiento económico.

A continuación, te mostramos cómo ha desarrollado Shenzen estos cuatro tópicos:

Mejoramiento de la calidad de vida

Con la llegada de los grandes accionistas y empresas a Shenzen, no solo hubo un crecimiento económico, sino que produjo la necesidad de cambiar drásticamente la forma de vida de los ciudadanos. Por un lado, el transporte debió ser remodelado, dando apertura al Sistema de Metro de Shenzhen, Además, se construyó el Aeropuerto Internacional Bao’an, clave para impulsar el comercio en la ciudad.

Shenzhen

También se generó un amplio campo de competitividad profesional para optar por los mejores puestos en las grandes empresas. De allí, la creación de casas de estudio que van desde escuelas para niños hasta universidades como La Universidad China de Hong Kong, Shenzhen (Chinese University of Hong Kong, Shenzhen). Asimismo, se produjo una gran renovación en el ámbito alimenticio ya que, gracias a las importaciones de nuevos productos que llegaron a esta ciudad, la apertura de amplios supermercados y centros comerciales fue inminente, así como el afianzamiento de un nuevo tipo de consumo.

Renovación e innovación urbana

El gobierno de Shenzhen se enfocó en la creación de lujosas edificaciones para el disfrute de los ciudadanos, como por ejemplo el Centro de Artes Escénicas / Zoboki-Demeter & Associates, así como el Museo del Diseño OCT / Studio Pei-Zhu.

Shenzhen
El Museo del Diseño OCT de Studio Pei-Zhu, un espacio de estilo futurista que alberga importantes exposiciones de diseño.

Sin embargo, siempre se ha mantenido la importancia por preservar el acervo cultural de la ciudad, dando cuidados y preservando lugares históricos como la Antigua fortaleza Dapeng construida en 1394 durante la dinastía Mig.

La creación de plazas, avenidas y amplios jardines como el Lianhuashan Garden han complementado el desarrollo urbano de la ciudad.

Desarrollo de sistemas para controlar la contaminación ambiental

En 2016, Shenzhen recibió un premio otorgado por el Grupo de Liderazgo Climático (C40), destacando en la categoría de desarrollo financiero y económico. Desde 2013, Shenzhen ha llevado a cabo la aplicación de un innovador sistema de comercio de emisiones, donde las empresas que se sometan a este proyecto y realicen construcciones que fomenten el ahorro energético y el cuidado del ambiente son remuneradas.

Por otra parte, aquellas que no decidan acatar el sistema, no son sancionadas de ninguna forma. Este sistema ha dado grandes resultados, ya que a la fecha se han logrado disminuir alrededor de un 21% de emisiones de CO2.

Crecimiento económico

Con el reconocimiento como Zona Económica Especial, el crecimiento económico de Shenzen facilitó la entrada de diversas empresas, que en este momento son de renombre a nivel mundial, como Huawei, OnePlus y Tencet. Las cuales dieron un gran impulso al modernismo, industrialización, comercio y una economía próspera que cada día va en continuo desarrollo.

Shenzhen

Esta joya de la modernidad china es uno de los motores más importantes para el país. El constante crecimiento económico de esta ciudad ha generado un cambio total en la mentalidad de la población, entendiendo que la base del desarrollo radica no solo en el trabajo arduo, sino también en propiciar el equilibrio entre el desarrollo tecno-industrial y la naturaleza.