Compártelo en tus Redes Sociales:

Si buscas un proyecto donde el espacio urbano y las históricas vías férreas de un tren, por el papel que jugaron en la construcción de Manhattan, se mezclan con la naturaleza para crear un hermoso paisaje en medio de una gran ciudad, entonces estás en el lugar correcto.

Y es que el parque público, High Line, diseñado por el arquitecto paisajista James Corner, nos enseña que no todo lo que es antiguo y lo que parece no tener uso, debería ser desechado.

La Historia detrás de la restauración y el diseño del High Line

Fue en el año 2003 cuando un grupo entusiasta, High Line, decidió a toda costa lanzar una propuesta para restaurar las viejas vías ferroviarias con la intención de no acabar con un patrimonio que ayudó con el abastecimiento y la construcción de la actual Manhattan. La intención fue simple, pero ingeniosa, abrirle las puertas a la comunidad mundial para que cualquiera que tuviese las capacidades pudiera postularse para ser el encargado(a) de la renovación.

Una vez que el concurso se puso en marcha las inscripciones no pararon de llegar, y luego de 720 registros individuales y equipos de todas partes del globo, y después de un año de arduo escrutinio de cada uno de los participantes; por fin, el Comité Directivo tomó una decisión, y el equipo de James Corner de Operaciones de Campo y Diller Scofidio + Renfro, estaban en la casilla ganadora.

El desafío no era sencillo, ya que debían plasmar la idea del parque eco urbanístico en las viejas vías férreas construidas en el año 1930, y parte de ello implicaba eliminar en un 100% los niveles de peligrosidad que exponían a los neoyorquinos a trágicos accidentes por negligencia de las autoridades competentes. Por suerte, tal amenaza fue el impulso que se necesitaba para que un grande del paisajismo como lo es James Corner, diseñara uno de los parques públicos más emblemáticos del mundo.

High Line - James Corner

Acerca del Arquitecto paisajista James Corner y su diseño eco urbanístico

Como arquitecto paisajista, James Corner y su equipo tienen un objetivo, restaurar y diseñar nuevos espacios públicos, sin importar que tan grande sea la obra ni el tiempo que conlleve realizarla. Y es que su visión se enmarca en ofrecer a las personas “una increíble sensación de optimismo y fe”, así lo describe el mismo Corner, enfatizado que un diseño adecuado al entorno puede expresar los aspectos positivos que antes eran opacados por los negativos.

Gracias a su enfoque innovador aplicado al diseño arquitectónico paisajístico y urbanístico, Corner puede alardear de creaciones como la del rediseño del Fresh Kills Park, bajo el nombre de Lifescape, ubicado sobre los escombros del vertedero de Staten Island. O el más reciente, el High Line de Manhattan, que fue inspirado bajo una concepción taciturna y desarraigada que proyectaba la High Line, pero que cambió gracias a la incorporación del verde, con una variada vegetación aledaña a la histórica urbe y a las zonas tropicales.

Para el proyecto de recuperación y creación de un nuevo parque público de Nueva York, Corner y su equipo utilizaron una innovadora estrategia llamada “agro-tectura”, la cual se basa en la combinación de los materiales de construcción y los orgánicos, creando un paisaje que se adapta naturalmente al verde circundante, la agricultura y la sociedad en general.

High Line - James Corner

En el mes de abril del presente año, el equipo de Paisajismo Digital tuvo el placer de visitar tan majestuoso parque y se encargó de hacer una recopilación fotográfica del lugar, con la intención de llevarte una pequeña porción del High Line a la pantalla de tu pc o Smarphone. ¡Disfrútalas! 

High Line: diseño y estructura

Con una extensión máxima de aproximadamente 1,45 millas (2,33 km), la línea férrea que se encontraba al olvido y merced del polvo y el óxido, ahora es un hermoso parque público donde el ocio y el entretenimiento, además de la naturaleza, se encuentran para brindar ese cambio rebelde y radical a la ciudad de Manhattan. Haciendo de ello un “fantástico paisaje mixto perenne”, así lo describe su diseñador James Corner

El High Line recorre una amplia cantidad de sectores de Manhattan, empezando por el Gansevoort Street hasta la calle 34 de la parte oeste de Nueva York, junto al río Hudson, y atravesando los barrios de Meatpacking District y Chelsea. Además, su largo trayecto se divide en tres secciones compuestas por diferentes áreas de siembra, encontrando en el verde especies como Gramíneas,  arboles perennes y endémicos como el Amelanchier laevis, el Cercis canadensis y  la Betula populifolia, también plantas con flor como el Crocus y la Hechinacea. Y Otros tipos de vegetación como manzanos silvestres (Malus Floribunda) y algunas resistentes a los ambientes secos como el Corydalis solida entre otros.

El equipo de Paisajismo Digital, en su estadía y recorrido a través del High Line, pudo notar cómo la amplia estructura de hormigón fue modificada, además de ver el cambio total de los compuestos antiguos y reparaciones de vías ferroviarias. Y como dato especial, les mencionamos que las vías de acero fueron impermeabilizadas dentro del hormigón, y además se les ha incorporado un sistema especial de drenaje, asegurando que el proceso de desgaste se ralentice considerablemente.   

Para ser más específicos, el High Line es un parque lineal con forma de pasarela ecológica a nueve metros sobre las calles, donde podremos ver a las antiguas vías ferroviarias convertidas en hermosos caminos y zonas de esparcimiento y contemplación del paisaje circundante. La pasarela ajardinada, cuenta además, con plantas silvestres que ya habían crecido en las vías antes de su recuperación.

Palabras finales bajo la dirección de James Corner

La IX Bienal Internacional de Paisaje de Barcelona,  donde el equipo de Paisajismo Digital ha tenido el gran honor de cooperar como Sponsor colaborador desde la Bienal 2012, ha contado con James Corner como jurado internacional.

Este paisajista profesional, galardonado con innumerables premios y creador de obras eco urbanísticas de talla mundial, sin duda, merece una ovación por su artística e innovadora carrera a lo largo de su vida.

Por supuesto, no podríamos despedirnos sin mencionar a tan gran obra arquitectónica paisajista, el parque público High Line, que gozó de un diseño innovador que llevó verde, esparcimiento y ocio a los neoyorquinos y a los visitantes de la isla de Manhattan.

Y a ti, nuestro apasionado(a) de Paisajismo Digital, te invitamos a seguir disfrutando de nuestros contenidos, diseñados especialmente para ti.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar


Opt In Image
Suscribete a nuestras noticias sobre Paisajismo, Cursos y Promociones
Compártelo en tus Redes Sociales: