AgendaArte Paisajista

Frederick Law Olmsted, pionero del paisajismo moderno

Compártelo en tus Redes Sociales:

Nacido en Nueva York en 1822, Frederick Law Olmsted fue un arquitecto norteamericano, especialista en botánica y pionero del diseño paisajista. En Paisajismo Digital repasamos la obra y el legado de uno de los arquitectos más influyentes en la historia del paisajismo moderno.

Breve biografía e inicios en la arquitectura

Frederick Law Olmsted nació el 26 de abril de 1822 en Hartford , Connecticut. Su infancia y juventud fueron particularmente difíciles. Su madre falleció cuando él apenas tenía 4 años y, 10 años más tarde, perdería parcialmente la visión por un envenenamiento accidental con zumaque, una planta que puede ser altamente peligrosa.

A pesar de ello, Law Olmsted se interesó desde chico por la educación y, principalmente, por los paisajes naturales, esta última una pasión inculcada por su padre. Más allá de su problema ocular, Law Olmsted culminó la preparatoria y comenzó a estudiar ingeniería topográfica, específicamente la rama de agrimensura.

Ya con 20 años, después de mejorar considerablemente su visión, comenzaría a estudiar ingeniería química y agricultura científica. Paralelamente, se enfocaría en el estudio del paisaje, teniendo como norte el uso de los recursos naturales para diseñar espacios urbanos.

Entre 1845 y 1850 tuvo la oportunidad de viajar a Asia (China) y Europa (Inglaterra y Francia), donde aprovechó para estudiar las características del diseño paisajista en el “viejo mundo”.

A partir de entonces, publicaría diversos libros y artículos periodísticos en importantes medios de comunicación y editoriales estadounidenses. El impacto negativo de la esclavitud y las premisas de la arquitectura moderna serían los temas centrales de su incipiente carrera periodística y literaria.

Desde 1848, Frederick Law Olmsted se dedicaría de lleno a su verdadera vocación: la arquitectura del paisaje. Durante casi 40 años, su obra se centró en optimizar el paisaje urbano de las principales ciudades de Estados Unidos. Además, fue pionero en profesionalizar la arquitectura del paisaje en América.


Te puede interesar: LUIZ CARLOS ORSINI, icono del paisajismo contemporáneo brasilero


El estilo paisajista de Frederick Law Olmsted

Prospect Park de Nueva York
Prospect Park de Nueva York. Foto: Google images

Muchos de los trabajos de Frederick Law Olmsted incluyeron el diseño de grandes espacios verdes en centros urbanos. Él y Calvert Vaux (arquitecto británico) fueron pioneros en el uso del término “arquitectura paisajista”, trabajando juntos en el diseño de obras como el Prospect Park de Brooklyn y el Central Park de Nueva York.

Para Law Olmsted, la arquitectura del paisaje tiene como objetivo “reducir el estrés de las ciudades”. Además, esta rama de la arquitectura convencional busca redefinir el concepto de diseño urbano, creando espacios en donde no solo se cumpliera con el propósito estético, sino también se garantizara el confort de los usuarios.

En el cumplimiento de este paradigma, las zonas verdes son una gran ayuda, pues no solo permiten el diseño de áreas de esparcimiento, también mitigan la contaminación urbana y dotan a las ciudades de obras perdurables.

Más que simple ornamento, cada obra de Law Olmsted se convirtió en patrimonio citadino y en una oportunidad para mejorar la calidad de vida de la sociedad norteamericana. Entre sus trabajos, además de parques y jardines, diseñó vías públicas, complejos residenciales y reservas naturales.

Sus principales trabajos en Estados Unidos

Central Park de Nueva York
Central Park de Nueva York. Foto: Google images

La mayor parte del trabajo paisajista de Frederick Law Olmsted se desarrolló en Estados Unidos. Su primer gran proyecto fue el diseño del Central Park de Nueva York (1857-58). El objetivo del proyecto fue crear un área verde y de esparcimiento en pleno corazón de Manhattan.

El diseño final permitió la intervención de 341 ha. (3,4 km²). Las obras concluyeron en 1973, completando un gran complejo que incluía  dos pistas de patinaje sobre hielo, lagunas, áreas deportivas y de esparcimiento y más de 4000 mil árboles plantados.

Después del Central Park, Law Olmsted diseñó el Prospect Park, un parque público en Brooklyn. El espacio intervenido abarcó 210 ha. (2,1 km²), siendo inaugurado oficialmente en 1867. Este parque cuenta con la pradera más larga de Estados Unidos (35 ha.).

Otra de sus intervenciones notables fue en los terrenos adyacentes y las terrazas del Capitolio de los Estados Unidos, en Washington (1874), así como el diseño de la Casa de Gobierno del Estado de Connecticut (1878).

Entre 1860 y 1890, Frederick Law Olmsted diseñó decenas de parques, propiedades públicas y privadas y vías de comunicación en Nueva York, Boston, Detroit, Chicago y otras ciudades estadounidenses.

Asimismo, se encargó de diseñar las sedes de diversas instituciones, como el campus de la Universidad de Stanford, la sede del Hospital Psiquiátrico de Buffalo y la Escuela municipal de Lawrenceville,entre otras.


Te puede interesar: Carlos Thays, jardinero mayor de la arquitectura paisajista argentina


Legado paisajista de Frederick Law Olmsted

Frederick Law Olmsted
Frederick Law Olmsted. Foto: Flickr

La arquitectura paisajista formulada por Frederick Law Olmsted, sin duda, marcó un hito en la planificación urbana en Occidente.

Gracias a sus estudios, Law Olmsted demostró la importancia de integrar los conocimientos en arquitectura, botánica, agricultura e ingeniería civil para construir obras tan majestuosas como perdurables.

Sus proyectos no solo estimulaban los sentidos y las emociones del público. Previamente, el arquitecto paisajista estudiaba las características sociales y climáticas, así como las propiedades y recursos naturales de cada espacio a intervenir. Así, pudo crear proyectos exitosos en todo el territorio estadounidense, explorando los diversos ecosistemas y factores climáticos de Norteamérica.

Muestra de ello es que no solamente se haya especializado en proyectos urbanos. Siempre quiso ir más allá, encarando retos como el gerenciar el complejo minero del Condado de Mariposa, en la Sierra Nevada de California (1868). Incluso llegó a diseñar la la Reserva natural del Niágara, en las Cataratas del Niágara, en Canadá.

Del mismo modo, sus aportes a la botánica le convirtieron en un experto de la ciencia vegetal. Gracias a sus estudios en agricultura científica, Olmsted pudo incorporar a la familia botánica Asteraceae a la Eupatorium lasseauxii, planta endémica de Sudamérica.

Conclusiones de un paisajista

La obra de Frederick Law Olmsted es, sin duda, una referencia obligada del paisajismo moderno y de la arquitectura sustentable.

Adecuar cada diseño y cada proyecto a las condiciones del espacio a intervenir. Aprovechar las bondades de la luz natural, las plantas y minimizar el impacto ecológico. Mejorar la calidad de vida, garantizando una satisfacción sensorial completa al usuario.

Estas fueron las premisas de la arquitectura paisajista acuñada por Law Olmsted, las cuales hoy siguen tan vigentes como en el siglo XIX. Él, junto con Calvert Vaux y otros arquitectos de la época se encargaron de profesionalizar el paisajismo. Por todo esto, en el blog de Paisajismo Digital quisimos rememorar su obra en este artículo.

Para no perder detalle de nuestros contenidos y servicios, sigue nuestras redes sociales. Ahí encontrarás todas las actualizaciones de nuestra web y de tu blog favorito en jardinería y arquitectura paisajista. ¡Éxitos y bendiciones!


Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.