Compártelo en tus Redes Sociales:

Esta planta apreciada en jardinería, posee unas flores de gran vistosidad y característica olorosidad detectable sobre todo por la noche.

El Dondiego de noche (Mirabilis jalapa) alcanza una altura de entre 0,5 y 1 metro. Sus flores tienen forma de trompeta, se colorean de rosa, blanco o amarillo, y se agrupan en ramilletes.

Una de las características de este vegetal es que sus flores se abren cuando el sol desaparece. De hecho, permanecen abiertas durante toda la noche, ofreciendo su perfurme a quien a ellas se acerquen. La floración ocurre en verano.

Mirabilis jalapa

Fuente: 11299883 

 

Respecto a su taxonomía, cabe mencionar que pertenece a la familia Nyctaginaceae que, a su vez, se engloba dentro del Orden Caryophyllales de la clase Magnoliopsida.

Requerimientos del Dondiego de noche

Esta planta precisa un aporte intenso de sol y gusta de temperaturas agradables, más bien cálidas.

Es capaz de soportar el azote del viento y la presencia de sal en el aire. Por ello, suele asentarse adecuadamente en áreas costeras.

A su vez,  Mirabilis jalapa precisa un aporte de agua habitual y profuso. De hecho, es recomendable regarlas todos los días en las épocas en que el calor aprieta.

De la misma manera, con la aparición de las primeras flores, esta planta precisará de un abono que posea potasio y microelementos.

Su siembra suele realizarse a finales de invierno o a principios de primavera.

DonDiego de noche
Fuente: xaviergardens

Curiosidades del Dondiego de noche

Esta planta tiene una serie de usos interesantes. Por ejemplo, se puede decir que las flores se utilizan como colorante alimentario, sobre todo en reposteria, obteniéndose un tinte granate muy vivo que se emplea para ornamentar tortas y jaleas.

Además, alguna de sus estructuras también se emplea como cosmético.

Por otra parte, parece que el Dondiego de noche tiene capacidades que le hacen interesante para su empleo en la biorremediación de suelos contaminados que presenten cantidades moderadas de metales pesados como  el cadmio.

 Por todo lo dicho, el Dondiego de noche es una planta muy atractiva para ser incluida en el diseño de parques y jardines, sobre todo en aquellos que se asienten en lugares calurosos. De esta manera, al exparcir el aroma de sus flores, hará las delicias de aquellas personas que paseen por sus cercanías.