Compártelo en tus Redes Sociales:

El Land Art es una de las principales manifestaciones artísticas del amor por la naturaleza. Paisajismo Digital te presenta a las cinco artistas más influyentes del Land Art femenino, mujeres cuya obra ha dejado una huella imborrable en esta corriente del arte contemporáneo surgida en los años 60.

Alice Aycock, amante de las esculturas enormes

Una de las pioneras del Land Art americano. Alice Aycock nació en Harrysburg, Pensilvania, en 1946. Desde joven desarrolló un interés particular por el diseño artístico, y en 1972 construyó Maze, su primera gran obra, a solo un año de culminar su maestría en Arte en el Hunter College de Nueva York. Maze está compuesto por cinco anillos concéntricos de madera de seis pies de altura con tres aberturas de acceso al extraño laberinto, el cual fue inspirado en el ensayo La esfera de Pascal de Jorge Luis Borges.

En 1975 presentó Project for a simple network of underground wells and tunnels, un particular sistema de pozos y túneles subterráneos elaborado con bloques de hormigón. A partir de los años 80, Aycook basó su estilo en esculturas de exteriores perdurables de notable dimensión. Trabajos como East River Roundabout en Nueva York (1995) ó el más reciente Maelstrom (Park Avenue Paper Chase), 2014 denotan su afición por las obras de gran magnitud en las que combinaba su afición por la literatura y el arte presentando esculturas arraigadas en el espacio donde se erigían, pero siempre conservando su estilo minimalista.

Land Art femenino
Park Avenue Paper Chase: March–July 2014 – Fuente: http://www.aaycock.com
Land Art femenino
Maze, 1972. Gibney Farm near New Kingston – Fuente: http://www.aaycock.com

Martha Schwartz y su estilo irreverente entre la arquitectura del paisaje y el Land Art

Licenciada en Bellas Artes de la Escuela de Arte y Arquitectura de la Universidad de Michigan, Martha Schwartz (Filadelfia, 1950) ha orientado su carrera al desarrollo sostenible del ecosistema mediante proyectos que buscan regenerar las ciudades. Schwartz completó su formación académica en la Escuela de Graduados de Harvard, con un posgrado en Diseño en 1975.

Su primer trabajo notable fue el Jardín Bagel de Boston (1979), el jardín de su propia casa adornado con flores púrpuras y bagels hechos con grava de acuario. Con este particular diseño se dio a conocer en el arte paisajista, mediante un diseño realizado con materiales nativos que resaltaba la necesidad de involucrar al arte en el diseño de espacios verdes.

Land Art femenino
Jardín Bagel de Boston (1979). Fuente: http://www.marthaschwartz.com

Mediante su firma personal, Martha Schwartz ha patentado un estilo que resalta por sus coloridos proyectos urbanos, como el canal peatonal Grand Square en Dublín (2007) y el parque público Fengming Mountain Park de Chongqing (2013), en China. Asimismo, ha elaborado imponentes obras artísticas como Aluminati (2008), en Reykjavik, Islandia, y el City and Nature Master Garden (2011) de Xian. También es miembro fundador del Grupo de Acción del Cambio Climático en la Fundación de Arquitectura Paisajista (LAF, por su nombre en inglés).

Land Art femenino
Aluminati, Reykjavik, Iceland – 2008. Fuente: http://www.marthaschwartz.com

Mary Miss, especialista en espacios públicos

Mary Miss (Nueva York, 1944) es un icono del movimiento feminista norteamericano de los años 70. Miss completó su carrera en la Escuela de Arte Rhinehart de Escultura del Instituto de Maryland en 1968. A partir de entonces, comenzó a desarrollar proyectos para resaltar los atributos naturales de cada sitio mediante obras que pudieran involucrar al espectador con el espacio público.

Perimeters / Pavilions / Decoys (1977) fue su primera gran obra. A lo largo de 1.6 hectáreas, tres torres de madera y dos montículos semicirculares daban la bienvenida al espectador, antes de descender al patio subterráneo, una especie de laberinto donde había numerosas puertas, ventanas y pasillos. En South Cove (1984), Miss restauró el paseo marítimo del río Hudson en Manhattan, mediante una estructura elaborada con pilotes de madera y mallas de acero.

Otras obras, como el Des Moines Art Center de Iowa (1987) denotan el interés de Miss por conectar al público con el paisaje urbano natural, mezclando su percepción artística con la arquitectura. La obra destinada a la valoración y restauración del arte abrió sus puertas en 1996.

Land Art femenino
Perimeters / Pavilions / Decoys (1977). Fuente: http://marymiss.com

Nancy Holt, leyenda del Land Art

Nacida en Massachusetts en 1938, Nancy Holt basó su carrera en el Land Art en su pasión por la fotografía y el afán de interpretar la percepción humana del espacio-tiempo. Su primera gran obra fue Sun Tunnels (1973-76), un espectacular complejo de cuatro tuberías hechas con hormigón de, aproximadamente, seis metros de alto y tres de ancho. Para desarrollar este proyecto, Holt adquirió una parcela de 16 hectáreas en las afueras de Lucin, Utah. Además, debió contratar expertos y maquinaria especial para erigir la obra en pleno desierto, una maravilla que permite apreciar de forma única la luz solar en suelo árido.

Land Art femenino
Sun Tunnels (1973–76) Fuente: https://www.diaart.org

Otro proyecto notable fue Sky Mound, un proyecto destinado a la recuperación de un terreno de 230000 metros cuadrados localizado en las afueras de Nueva Jersey, el cual era utilizado como vertedero de basura. El proyectó fue dotado de postes de acero, plantas y un estanque. Los arcos de acero se construyeron sobre más de 10 toneladas de basura enterradas que, con el tiempo, se convertirían en una importante fuente de metano. Además, el espacio sería ideal para que pernoctaran las más de 250 aves migratorias que habitan en la zona. Sin embargo, la obra nunca fue culminada por la municipalidad.

Nancy Holt falleció en 2014 a los 75 años en Nueva York. Su legado como diseñadora paisajista y escultora radica en la necesidad de aprovechar la inmensidad del paisaje estadounidense, generando en el espectador la capacidad de conectarse con el paisaje a través de sus obras mediante su percepción visual. Para Holt, lo importante era crear esculturas funcionales y necesarias para la sociedad, más allá de plasmar su visión artística del paisaje.

Ana Mendieta y su fugaz carrera

Nacida en La Habana en 1948, Ana Mendieta fue parte de los cubanos forzados a dejar su país por la dictadura militar, encontrando refugio en Estados Unidos. Mientras completaba sus estudios de Arte en la Universidad de Iowa, Mendieta desarrolló en la década del 70 su carrera artística inspirada en el Land Art. el Body Art y el Performance, tres corrientes que influyeron en su obra, convirtiéndose rápidamente en un icono del feminismo americano. 

La mayor parte de sus obras fue compilada por Mary Jane Jacob en el libro The Silueta series (1973-80). En sus obras, Mendieta utilizaba su cuerpo desnudo para dibujar figuras con la naturaleza como lienzo. Hierba, arena, nieve fueron algunos de los materiales utilizados para expresar su constante dialogo con la Tierra. El único registro de sus trabajos es fotográfico, ya que todas sus esculturas eran efímeras.

Land Art femenino
Alma. Silueta en fuego (Silueta de cenizas) de la serie Siluetas (1973-1980)

Su obra nunca estuvo exenta de polémica. Cruda y sin censura, la fotografía que acompañó sus trabajos siempre fue vinculada a sus tormentos internos: el dolor de separarse de su tierra natal y el maltrato a la mujer; así como la defensa de sus creencias culturales y su percepción de la vida y la muerte; esa que le sorprendió a los 36 años en 1985, en Nueva York.

Por ello, Mendieta es más considerada un icono del feminismo que del Land Art en sí. Sin embargo, vale la pena destacar su interacción con el paisaje, esa que constituye un marco de referencia para todo artista que desee expresarse a través de la naturaleza.

Hasta aquí llega este repaso por las mujeres más notables del Land Art. Esperamos hayas disfrutado nuestra selección y, si te ha gustado el artículo, lo compartas con tus amigos. ¡Hasta la próxima!