AgendaCiudades-Parques-Jardines y Techos Verdes

Jardín zen: cómo crearlo, tips y recomendaciones

Jardín zen: cómo crearlo, tips y recomendaciones
Compártelo en tus Redes Sociales:

Para los amantes de la paz y la meditación, Paisajismo Digital les trae: cómo crear un jardín zen, junto con sus tips y recomendaciones para diseñar el que más se adapte a sus necesidades. Tomaremos en cuenta las características originales de estos ancestrales jardines, como también las nuevas tendencias de la actualidad. Estas, al ser mezcladas, generan espacios llenos de tranquilidad, armonía y satisfacción. ¡A diseñar!

Historia del jardín zen

El jardín zen se origina en el siglo XII como un movimiento de paisajismo proveniente de China. Este tomó fuerza con el surgir de budismo zen, en la creación de espacios ideales para generar tranquilidad, paz y armonía; en el cual se disfrutaría de la soledad, el silencio y la meditación en busca de la iluminación.

Al ir creciendo en Japón, se volvió popular entre los llamados señores de la guerra  y los samuráis. Puesto que el jardín zen representaba para ellos, un lugar de sofisticación, disciplina y poder.

Estos jardines en su inicio, fueron una especie de representación a pequeña escala de paisajes japonés, como por ejemplo, los grandes valles, montañas rocosas y ríos de Kioto. Por su parte, con el tiempo, el diseño fue evolucionando, sin dejar atrás la cultura y la esencia de los jardines originales. Además, fue reforzado en tres conceptos esenciales: la simplicidad, la apreciación del vacío y la asimetría.

Jardín zen: cómo crearlo, tips y recomendaciones
Jardín zen: cómo crearlo, tips y recomendaciones

Características del jardín zen

El jardín zen, se caracteriza por la sustitución de  los espacios acuáticos con el uso de arena. La intención es crear canales con poca profundidad o espacios delimitados, en los cuales se representa el agua de ríos o mares al rastrillar la arena, creando patrones ondulados. La arena, por lo general de color blanco, genera ese espacio de vacío, que permite una meditación; dejando de lado las distracciones para conseguir el enfoque del denominado “yo interior”. 

Por otra parte, el uso de rocas para hacer semejanzas de espacios naturales como, islas, árboles, montañas e incluso animales; es una de sus técnicas. Estas piedras, por lo general, conservan su modelo original, pero también en algunos casos son talladas para tomar formas geométricas. Las rocas son organizadas de forma equilibrada, pero siempre asimilando la asimetría, característica del jardín zen.  Por su parte, también se usan para crear senderos, con el uso de piedras picadas o graba, pero también con piedras planas.

Nuestro curso de Feng Shui te dará conocimientos y técnicas profundas para implementar a la perfección el arte del zen y el paisajismo. Podrás instruirte para diseñar un jardín zen como un profesional, obteniendo verdaderos resultados en la búsqueda del equilibrio de las energías.

Más detalles sobre el jardín zen

Las plantas son escogidas cuidadosamente para encajar en el modelo del jardín zen. Por ejemplo, en estos diseños predominan los colores: verde, marrón, gris, blanco y negro; es así que, se elegirán sólo plantas que tengan esos matices. Por lo general, se usan especies como, el mugo, suculentas y plantas con flor, pero también árboles de mediana estatura.  

En la actualidad, el jardín zen, ha ido cambiando su diseño de jardín gracias a la inclusión de prácticas y técnicas originales de otros estilos. Es por ello que encontramos variaciones con elementos que no vienen de su raíz conceptual.

Como dato curioso, el jardín zen también es llamado Karensansui. El jardín más famoso puede ser encontrado en el noreste de Kioto, en el templo Ryoan-ji. Este se encuentra diseñado en un rectángulo de unos 250 metros cuadrados. El suelo está cubierto por arena blanca, la cual es rastrillada para generar hondas y diseños. Además, posee cinco grupos de tres piedras cada uno, y un rastro de vegetación, representado por musgo a su alrededor.

Jardín zen: cómo crearlo, tips y recomendaciones
Jardín zen: cómo crearlo, tips y recomendaciones

Cómo crear un jardín zen en casa

Lo primero de que debes tomar en cuenta es el lugar donde vas ubicar el jardín zen. Esto te ayudará a determinar el diseño para la distribución del espacio y creación de lugares específicos.

  • Luego, debes identificar qué elementos deseas incluir en el jardín (plantas, piedras, decoración, arena, entre otros).
  • Después, crea delimitaciones entre los elementos del jardín para hacerlos resaltar individualmente. Puedes hacerlo con musco, usándolo como contorno, con arena o piedras pequeñas.
  • Escoge plantas adecuadas para el jardín zen. Recuerda que deben tener colores específicos, como los antes mencionados en el apartado de características.
  • La iluminación es un pilar importante para los jardines zen, ya que al ser de cualquier tamaño, debemos adecuar este tema para poder apreciar de forma efectiva el jardín.
  • También es importante el uso de aislantes para no dañar el suelo o evitar el crecimiento de plantas adentro de los espacios de pedregales o en la arena.
  • Recuerda realizar los canales en la arena y ondulaciones, usando los rastrillos.

¿Te gustaría poder implementar estos conocimientos a tu jardín? Haz clic aquí y conoce cómo ser parte de nuestra familia paisajista para mejorar tus habilidades en la creación de espacios verdes con nuestros cursos de paisajismo online.

Tips y recomendaciones

  • Uno de los tips más importantes es que debes tener libertad para plasmar tus ideas y estimular tu vida con el diseño del jardín zen.
  • Diseña tu jardín zen empleando diferentes métodos y técnicas de la jardinería, pero que puedan ser adaptables a la filosofía del estilo.
  • Utiliza elementos fáciles de mantener, como plantas de poco cuidado.
  • Según el tamaño del jardín, puedes crear senderos para disfrutar de todo el espacio ajardinado.
  • Crea espacios para la meditación adentro del jardín, colocando bancos o espacios vacíos donde puedas sentarte.
  • En los diseños de jardines, la simplicidad será un toque determinante. Menos será más al crear un jardín zen.
  • Crea espacios de sombra para disfrutar el jardín en cualquier momento del día.
  • Las piedras, por lo general, deben colocarse separadas y en pequeños grupos para generar contraste en el jardín.
Jardín zen: cómo crearlo, tips y recomendaciones
Jardín zen: cómo crearlo, tips y recomendaciones

Conclusiones de un paisajista

El jardín zen es un espacio que te llevará a un estado de paz, relajación y meditación. Por ello, es necesario que lo diseñes con base a tus deseos, permitiéndote colocar en él objetos y elementos que sintonicen con tu personalidad y que te den tranquilidad. Por supuesto, siempre ten presente que hay ciertas características y parámetros necesarios que debes aplicar para no perder la esencia de un jardín zen original.

Para llevarte a un nuevo nivel, te invitamos a que formes parte de nuestra Escuela de Paisajismo Online. Allí podrás desarrollar todas tus capacidades como paisajista, consiguiendo un desempeño profesional. ¡Éxitos!


Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.