AgendaCiudades-Parques-Jardines y Techos Verdes

Jardines de Villa d’Este (Italia), Patrimonio de la Humanidad

Compártelo en tus Redes Sociales:

Hoy, Paisajismo Digital te lleva a conocer los jardines de Villa d’Este, un complejo arquitectónico y paisajista que perdura a través de los siglos. Podrás apreciar su peculiar diseño, basado en terrazas adornadas por fuentes, estanques, estatuas, plantas, entre otras.

Con más de 400 años de antigüedad, los jardines de Villa d’Este han soportado el paso del tiempo, evolucionando a través de sus diferentes remodelaciones, para llegar a ser uno de los más impresionantes jardines en Europa, reconocido como patrimonio de la humanidad.   

Breve reseña de los Jardines de Villa d’Este

Declarado como patrimonio de la humanidad en el año 2001 por la UNESCO, los jardines de Villa d’Este son conocidos como una de las más grandes obras arquitectónicas de Italia. La villa fue un regalo para el cardenal Ippolito d’Este, por parte del Papa Alejandro IV, junto con su nombramiento como gobernador. 

Ippolito reconstruyó el complejo en su totalidad, tomando en cuenta los diseños de jardines de Pirro Ligorio, el cual trabajó de la mano del reconocido arquitecto Ferrares Alberto Galvani. El enfoque del cardenal, en cuanto al diseño de jardín, era el aprovechamiento del declive frente al edificio palaciego llamado Valle Gozante, para crear un jardín con niveles o terrazas.

Pasada la Primera Guerra Mundial, la propiedad pasó a manos del Estado italiano, pero para ese entonces el jardín permanecía privatizado. Para el año 1920 sus puertas fueron abiertas al público, lo que permitió que, posteriormente fuese llevado a cabo un gran proyecto de restauración, donde se añadieron nuevos atractivos al jardín botánico; como por ejemplo la llamada Fuente del Órgano.

Un reto arquitectónico

Este complejo botánico fue un reto para sus diseñadores, ya que debían abastecer el agua necesaria para las fuentes, cascadas y estanques del jardín; en un terreno difícil de manejar. Por esto, optaron al uso de diseños romanos de ingeniería hidráulica.

Los jardines de Villa d’Este fueron diseñados en formas geométricas, organizadas en terrazas en distintos niveles, en los cuales se establecieron fuentes, cascadas y estanques. Uno de los enfoques que predominó es su diseño, fue el uso de elementos sofisticados y mitológicos, donde se agregaron estatuas, emblemas y esbozos que representaban lugares o eventos de la mitología griega. 

En la actualidad, es una obra maestra de jardín italiano, administrada por la Superintendencia del Patrimonio Ambiental y Arquitectónico del Lazio, y se encuentra abierta al público en horarios específicos. Sin duda, es un complejo botánico que lo hace resaltar entre los mejores jardines en Europa.

El estilo paisajista de los Jardines de Villa d’Este

A pesar de las numerosas reconstrucciones en el pasar del tiempo, mantiene su estilo manierista original, que destacaba para la época. Por otra parte, podemos observar la forma en que los diseñadores aprovecharon las variaciones del suelo para crear dos secciones en el jardín:

  • La primera puede ser observada en las laderas, donde se establecieron terrazas con diferentes diseños.
  • La segunda zona de los Jardines de Villa d’Este, se observa en la parte llana, y es posible apreciar formas geométricas, laberintos y pabellones.

Por otro lado, cabe destacar la influencia de la mitología griega: en la creación de fuentes, cascadas, imágenes y símbolos dentro del jardín. También, se puede observar el uso y distribución del agua, la cual es obtenida del río Aniene y del manantial Rivellese.

Por su parte, las fuentes, abrevaderos, canales y juegos de agua, son el centro de atracción más destacados de los Jardines de Villa d’Este.

Ahora para contemplar el jardín, su diseño permite hacerlo desde el palacete y de las distintas terrazas en las partes más altas del complejo botánico.

Atracciones de este jardín botánico

Aunque todo el jardín se presenta en sí mismo como una atracción integral, hay ciertas áreas de los Jardines de Villa d’Este que se destacan, entre las cuales podemos mencionar las siguientes:

Fuente de Neptuno

Es la fuente principal de todo el complejo botánico, la cual fue de Atilio Rossi en 1927. La fuente consta de una cascada que desciende a través de escalones, donde se encuentran localizados 12 chorros que generan espectaculares escenas acuáticas. En la parte superior de la fuente se puede observar una estatua de Neptuno, y de esta toma nombre la fuente.

Fuente de los Dragones

Creada por Pirro Ligorio en el año 1572, se encuentra ubicada en el corazón de los Jardines de Villa d’Este. Posee cuatro dragones alados con sus bocas abiertas en medio del estanque.  

Fuente del Órgano

Es una de las más resaltantes atracciones del jardín, debido al órgano hidráulico automatizado. Es obra de Luc Leclerc y Claude Vernard. Este órgano aún sigue produciendo melodías que disfrutan por los visitantes.

La fuente se construyó a base de mármol, y presenta en su centro un ábside y a sus lados unos telamones de gran tamaño. Por otra parte, en la fuente podemos encontrar esculturas de Apolo, Orfeo y Marsia.

Las Cien Fuentes

Construida por Pirro ligori netre en los años 1565 y 1571, fue inspirada por los antiguos canales de los ríos Tiburtinos, el Albúneo, Herculano y Aniene.

La fuente es un paseo en línea recta, decorado con esculturas de lirios franceses, águilas, naves y obeliscos; estos poseían un significado específico para la época.

Cómo llegar a los Jardines de Villa d’Este

Los jardines de Villa d’Este se encuentran ubicados en Piazza Trento, 5, 00019 Tívoli.

Su horario de apertura es a las 8:30 a.m. El horario de cierre varía según el mes, entre las 4:30 y 7:45 p. m. Los días de cierre son todos los lunes, el 1 de enero, 1 mayo y 5 de diciembre.

Como un regalo al público, cada primer domingo del mes la entrada es gratuita.

Conclusiones de un paisajista

Los jardines de Villa d’Este representan un arduo y artístico trabajo, que ha impactado e inspirado a sus visitantes y amantes del paisajismo. Con su imponente diseño y dimensiones, permite que el espectador se adentre en un mundo donde la naturaleza y los diferentes elementos del jardín, cobran vida para llevar la imaginación y las sensaciones al límite.

Sin lugar a dudas, es una obra maestra de arquitectura, paisajismo e ingeniería, que trascendió durante los tiempos.

Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.