Compártelo en tus Redes Sociales:
 azucena2

La floración de la azucena (Lilium spp.) se produce desde mayo hasta septiembre, periodo en el que los parques y jardines adquieren las tonalidades que estos bellos vegetales toman. Así pues, estos espacios públicos se colorean de blanco, amarillo, púrpura o rosa en función del color que éstas flores adquieren.

Las flores de la azucena se asemejan a una trompeta, son plantas que poseen un tallo erguido y sus hojas adquieren forma de lanza (lanceoladas). La plantación de este vegetal se realizará en otoño o primavera.

Taxonomía de la azucena

Este vegetal se incluye dentro del género Lilium de la familia Liliaceae.

Existen alrededor de 100 especies dentro de este género que, a su vez, se clasifican en tres subgéneros Cardiocrinum, Eulirion y Liliocharis.

azucena

Requerimientos de la azucena para su correcto desarrollo

Las flores de estas plantas necesitan la luz directa del sol para crecer. Sin embargo, el tallo, el pie de la planta y el terreno en el que ésta se asienta deben permanecer a la sombra y en entornos frescos.

Además, la azucena precisa que el suelo en el que enraíza posea un buen drenaje. De la misma manera, deberá ser regadas cada 2 – 3 días, siendo conveniente disminuir el aporte de agua después de la floración.

Son flores fuertes, capaces de resistir bajas temperaturas como son las heladas de hasta – 8 ºC.

Pero, la azucena es sensible al ataque de virus, hongos y pulgones. A modo de ejemplo se puede decir que Lilium candidum es atacada por un hongo del género Botrytis.

Curiosidades de la azucena

Ciertas especies de azucena, como ocurre con Lilium candidum, poseen flavonoides y glucósidos solubles. Por ello, determinadas partes de esta planta son apreciadas en farmacología por sus propiedades antiinflamatorias, expectorantes, diuréticas y analgésicas. 

En definitiva, el colorido y belleza de sus flores hacen que la azucena sea una elección ideal para realizar composiciones florales de gran atractivo durante la primavera y el verano. Por ello, la azucena inundará durante los próximos meses los parques y jardines de nuestras ciudades.