Compártelo en tus Redes Sociales:

Aquí encontrarás todo lo referente a las orquídeas, su cuidado, cultivo y ambientes idoneos para que se desarrollen con plenitud. Además sabrás qué tipo de especie es la ideal para tu jardín y los lugares ideales en donde debe ser ubicada para que se mantenga saludable y embellezca ese espacio verde con su flor exótica y colorida.

Una pequeña introducción al mundo de las orquídeas

Su nombre científico es Orchidaceae. Esta planta ha ganado fama por su hermoso follaje simétrico bilateral, cuyo aspecto varía según su especie y es ideal para adornar cualquier jardín residencial o parque botánico. Al ser una planta herbácea, puede adaptarse perfectamente a cualquier ecosistema, exceptuando los climas áridos y polares.

En general, las orquídeas son plantas de fácil cuidado, puede crecer sin problemas a nivel del mar y en elevados páramos, sobre roca o follaje sin ninguna dificultad. Además, pueden desarrollarse sin absorber los nutrientes de los árboles, una gran ventaja para la conservación de jardines botánicos.

Si has de considerar entrar al mundo de tan variable planta, deberías comenzar con una de las más conocidas y de fácil cuidado, la Cattleya labiata, con variaciones de follaje en rosa y lila, de numerosa presencia en Brasil y Venezuela, país donde fue nombrada su flor nacional en 1951.

Orquídea
Cattleya Labiata – Fotografía: George A. Labrador M

Así que si tienes una o varias orquídeas o piensas embellecer tu jardín o casa consiguiendo una de ellas, entonces debes considerar todos los aspectos que te vamos a presentar a continuación. ¡Prepárate! Pues nosotros, Paisajismo Digital, te guiaremos para que consigas el mejor desarrollo y proliferación de tan majestuosa planta.

Cómo cuidar a tu orquídea

La delicada planta requiere cuidados especiales, los cuales debes darles si realmente quieres mantenerla saludable en todo momento y obtener una estupenda floración.

A continuación te enseñamos cómo:

  1. Primero, es necesario que determines el tipo de orquídea que vas a cuidar, pues cada una de ellas conlleva un trato especifico. Además es importante saber en qué lugar será ubicada con el fin de que reciba la luz solar necesaria para su crecimiento y floración, sin que ésta sea impactada por los rayos ultravioleta directamente, pues podría traer problemas como decoloración o llegar a marchitarse.
  2. Ahora vamos a lo fundamental, el riego, tan imprescindible para su crecimiento que hacerlo incorrectamente acarrearía que la planta no florezca y peor aún, su muerte. Es de suma importancia utilizar agua baja en minerales, así que se has pensado en regarla con la que sale del grifo piénsalo dos veces, pues podría ser perjudicial. Para dicha actividad, es recomendable el uso de una técnica llamada inmersión, la cual consiste en sumergir la planta en agua por unos segundos para que sus raíces obtengan la humedad deseada, siempre y cuando el tipo de especie lo permita.

2.1 Pero si lo que quieres es un regado rápido y eficaz, lo ideal es utilizar un pulverizador, aplicando el agua en la zona de la raíz. Pero ten cuidado de no regar demasiado y presta atención a las épocas de año; por ejemplo, en verano debes aumentar los riesgos y en invierno reducirlos para evitar que se pudran sus raíces.

2.2 ¡Ojo! Si tu galante orquídea es de esas que siembras en un matero, entonces debes mantener la humedad adecuada en el abono. Para eso, el uso de la arcilla entra en juego, con ella puedes mantener a la planta fresca e hidratada, y sólo debes situar una bola del material humedecido bajo la base de la plata. Y ¡ya está!

  1. Éste consejo es de los más importantes, ¿sabías que las orquídeas no soportan el frio y que la temperatura del ambiente en donde crecen y florecen varía según su tipo y especie? Por eso te recomendamos que determines cuál orquídea es la que cuidas y la mantengas a una temperatura de entre los 10° y los 30° grados.
  2. Debes saber que la orquídea sólo floreará si la humedad del entorno es propicia para mantener todo el proceso de vida de la misma, por eso es importante que se mantenga con un 45% de humedad como mínimo para un desarrollo eficaz. Y si te quieres evitar comprar todo un kit de regulación artificial, te aconsejamos que reúnas a la Orchidaceae junto a otras plantas, así conseguirás una temperatura y humedad estable.
  3. Y a que no sabías que ellas no soportan los espacios cerrados, por eso, darle un lugar con suficiente ventilación es de suma importancia, pero ¡ojo! No tanta como para arruinar su florecimiento o para que sean azotadas continuamente por ráfagas de aire.

Con todos los consejos que Paisajismo Digital te ha regalado, ya estás listo(a) para darle todas las atenciones y cuidados necesarios. Si haces todo eso, con seguridad, la orquídea te lo agradecerá brindándote las flores más hermosas y coloridas con formas extravagantes que solo la naturaleza te puede ofrecer.

Algunos datos y curiosidades sobre la orquídea

Sabías que existen unas 25.000 especies de orquídeas en el mundo, y que cada una de ellas posee una flor con pigmentación tamaño y forma diferente; algunas, inclusive, pueden tener el tamaño de la cabeza de un alfiler y otras, tener la forma de una zapatilla y no de cristal, pero si revestidas con colores que ninguna reina ha lucido en sus vestidos.

orquídea
Paphiopedilum o Zapatilla de dama – Fotografía: George A. Labrador M

También resulta ser la flor nacional de varios países latinoamericanos como Brasil, Colombia y Venezuela. Además cada uno de ellos posee más de mil especies en su haber, un sueño para cualquier amante de la botánica y las flores exóticas.

Y a que no sabías esto. Hay una especie de orquídea llamada Vainilla, y de ella se extrae, justamente, el tan preciado ingrediente dulce y suave que se utiliza en la gastronomía mundial y los productos de belleza, ¿puedes creerlo?

Una conclusión floreciente y exuberante

Cómo ya hemos visto, nuestra amada y famosa planta, la orquídea, requiere varios cuidados, que si bien son de fácil aplicación, debemos ser cautelosos para que podemos gozar de lo mejor de ellas, sus flores.

Y como consejo final, te recomendamos que busques aquellas que se adapten mejor al entorno verde de tu jardín. Haciendo de las orquídea una decoración adhiriéndola a los árboles y juntándola con otras plantas; así verás que tanto tú como la planta serán felices.

Para finalizar, les invitamos que sigas disfrutando de nuestros contenidos que son diseñados especialmente para ti, el paisajista profesional y aficionado.

¡Éxitos y bendiciones!

Galería de Orquídeas
Fotografias de George A. Labrador M


Opt In Image
Suscribete a nuestras noticias sobre Paisajismo, Cursos y Promociones
Compártelo en tus Redes Sociales: