AgendaCiudades-Parques-Jardines y Techos Verdes

Permacultura: qué es y cómo se aplica en la actualidad

Permacultura diseño
Compártelo en tus Redes Sociales:

En la búsqueda de la satisfacción de sus necesidades, la humanidad deja una huella imborrable en el medio ambiente, muchas veces con un impacto negativo para la naturaleza. La permacultura plantea una alternativa amigable con el entorno natural para reducir la estela contaminante de la evolución humana. En Paisajismo Digital abordamos los fundamentos de este concepto ambientalista.

El origen del término permacultura

En la década del 70´, Bill Mollison y David Holmgren, ecologistas australianos, manifestaron su preocupación por el paulatino “envenenamiento de la Tierra”. Este deterioro ambiental era producido, principalmente, por el uso de técnicas, maquinaria y productos químicos en el campo.

Mollison y Holmgren señalaban entonces la necesidad de trabajar la agricultura en forma “natural”. ¿Cómo lograrlo? Mediante una filosofía que cambiara, radicalmente, la forma de hacer las cosas, algo que, en 1978, estos ecologistas denominaron “permacultura“.

La permacultura, desde entonces, se ha definido un conjunto de técnicas y sistemas que permitan al hombre satisfacer sus necesidades, reduciendo el impacto ecológico.

Para ello, explicaban Mollison y Holmgren, es fundamental trabajar “a favor de la naturaleza”, respetando la evolución natural de los ecosistemas, dejando de lado “las acciones desconsideradas” de actividades como la agricultura y la construcción sobre el entorno natural.

¿Qué pretende alcanzar esta filosofía ecologista?

La permacultura es un concepto que dio origen a lo que hoy se conoce, en todo el mundo, como desarrollo sustentable. El principal objetivo de esta filosofía es “no contaminar ni explotar deliberadamente los recursos naturales“.

La revolución verde andaluza
El uso de tecnologías renovables, uno de los fundamentos de la permacultura. Foto: Archivo

A su vez, esta corriente paisajista plantea la importancia de la reutilización y reciclaje de los recursos naturales. El uso de desechos animales y plantas para fabricar abonos y compostas orgánicas es un ejemplo de ello.

Sin embargo, la premisa central de la permacultura es, sin duda, el respecto por el medio ambiente y su evolución natural. David Holmgren, en su libro Permaculture: Principles & Pathways Beyond Sustainability, señala un listado con 12 fundamentos básicos de la permacultura. A continuación, te los explicamos con detalle.


Te puede interesar: Descubre cómo tu jardín contribuye a mejorar el aislamiento térmico


Fundamentos de la permacultura

  1. Observa e interactúa con la naturaleza: Para diseñar proyectos sustentables es necesario tomarse el tiempo necesario para estudiar el entorno y, así, ejecutar las acciones adecuadas.
  2. Aprovecha la energía natural: Los sistemas de recolección de aguas pluviales y los paneles solares, por ejemplo, ayudan a mitigar la escasez y a reducir el consumo energético.
  3. Asegura tu rendimiento: Garantiza el uso de fuentes de energía natural y renovable en tus proyectos.
  4. Auto-regulación y retro-alimentación: Erradica el uso de sistemas obsoletos que solo dañan los ecosistemas y contribuyen al deterioro ambiental. Por el contrario, apunta a la perdurabilidad de la obra.
  5. Aprovecha los recursos renovables: Es fundamental reducir el consumo energético, aprovechando los recursos que la naturaleza nos brinda, de forma responsable.
  6. Evita producir basura: Uno de los principales problemas de la humanidad es, sin duda, la producción masiva de desechos. Con las técnicas sustentables, en teoría, nada debe desecharse.
  7. Respeta los patrones naturales: Evita que tu diseño paisajista estropee el paisaje natural. Un árbol o un lago no pueden ser destruidos, sencillamente, por cuestiones estéticas.
  8. Integra, no segregues: Cada diseño debe procurar la integración del ser humano al entorno natural, complementando la obra con el paisaje existente.
  9. Aplica soluciones lentas y pequeñas: Los diseños minimalistas, apoyados en los recursos locales disponibles, son claves para la sustentabilidad.
  10. Valora la diversidad: Respetar y aprovechar la diversidad natural te permitirá construir espacios perdurables y autosustentables.
  11. Utiliza lo marginal: Ten siempre en cuenta el valor de lo sencillo y aparentemente insignificante de la naturaleza. Cada recurso cuenta.
  12. Responde creativamente al cambio: Estudia y analiza la evolución del medio ambiente para determinar el momento y la forma idónea de intervenir el paisaje.

Vigencia y aplicación de este concepto sustentable

Diseño permacultor
Diseño permacultor de espacios verdes. Foto: Paisajismo Digital

Con el paso del tiempo, expertos en conservación ambiental han catalogado esta corriente ecologista como “Diseño Permacultural“.

Hoy día, muchas academias y escuelas paisajistas y de arquitectura ofrecen cursos y certificaciones profesionales en esta especialidad. En ella se discuten y formulan estrategias sustentables para frenar el impacto ambiental de actividades como la agricultura, la construcción, la hidrología, la ingeniería forestal, la jardinería, la minería y la recolección de desechos sólidos.

De igual manera, el diseño permacultural involucra el uso de tecnologías y, por ende, el conocimiento científico para su correcta aplicación. De este modo es posible aprovechar todo el potencial del desarrollo industrial orientado al perfeccionamiento de técnicas de recolección y utilización de materiales orgánicos, entre otras prácticas de lo que, actualmente, se conoce como industria verde.


Te puede interesar: La transformación paisajista de Ho Chi Minh, antigua Saigón


Nuevos enfoques de la permacultura

Permacultura en espacios verdes
Permacultura en espacios verdes. Foto: Flickr

La Organización de las Naciones Unidas se han esforzado, durante lo que va del siglo XXI, por promover las prácticas amigables con el medio ambiente.

La Agenda 2030, formulada en 2015, estableció 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que, entre sus principales objetivos, señala la necesidad de proteger los ecosistemas y frenar la destrucción de los mismos. En este sentido, la permacultura, sin duda, juega un papel muy importante en el diseño de proyectos y estrategias sustentables.

Bien sea en el campo, con la agricultura, desde donde Bill Mollison y David Holmgren formularon su paradigma hace más de cuatro décadas, o en la ciudad, con la construcción, los principios permacultores están allí para orientar la ruta a seguir para ingenieros, arquitectos, jardineros, científicos y todo profesional que pretenda intervenir un espacio, no importa dónde sea.

Una conclusión paisajista

Las prácticas sustentables son el presente y el futuro de la humanidad para poder coexistir con la naturaleza. Si queremos construir un “mundo del mañana”, es necesaria fortalecer consciencia ecologista. En todo el mundo los proyectos paisajistas y permacultores son una muestra de ello.

En Paisajismo Digital, como siempre, te mantendremos actualizado sobre estas y otras prácticas sustentables, con cada actualización a través de nuestros canales de información. Nuestra Escuela Online de formación paisajista y nuestros proyectos de diseño y restauración de áreas verdes están a tu entera disposición. Sigue nuestras redes para no perder detalle de nuestros contenidos. ¡Éxitos y bendiciones!


Comments (1)

  1. […] Permacultura: qué es y cómo se aplica en la actualidad 7 junio, 2020 […]

Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.