Compártelo en tus Redes Sociales:

Este espectacular entorno fue creado en el siglo XVII con la finalidad de producir plantas medicinales que pudieran ser empleadas para tratar determinadas enfermedades.

En sus comienzos se localizó en Holyrood, pero en 1820 se trasladó a Inverleith para protegerlo de la contaminación creciente de la ciudad.

Actualmente, el Real Jardín Botánico de Edimburgo (Royal Botanic Garden) abarca 4 espacios distribuidos a lo largo de Escocia (Edimburgo, Benmore, Dawyck y Logan).

Todas las áreas del Real Jardín Botánico de Edimburgo merecen ser contempladas con detenimiento. Aun así, merecen especial atención la zona dedicada a la flora autóctona de Escocia, el Jardín Arbolado, el Jardín Chino donde se podrán contemplar rododendros (Rododendron spp.) y prímulas (Prímula spp.), el Jardín de la Roca que acoge unas 5000 especies de plantas alpinas o el Jardín Conmemorativo de la Reina Madre.

Fuente foto: Royanf

Además, este bello lugar dispone de una serie de invernaderos que cobija más de 2400 plantas de distintos lugares del planeta tierra como, por ejemplo, los bosques de Australia, la selva del Amazonas, los desiertos de Arabia o las montañas de Indonesia.

Así mismo, el Real Jardín Botánico de Edimburgo también posee un herbario que contiene más de 3 millones de ejemplares.

Quien esté interesado en visitar el Real Jardín Botánico de Edimburgo debe saber que el horario de visita es de 10:00 horas a 16:00 horas de noviembre a febrero; de 10:00 horas a 18:00 horas de marzo a septiembre; de 10:00 horas a 17:00 horas durante febrero y octubre y de 10:00 horas a 16:00 horas de noviembre a enero. Los únicos días que este verde entorno permanece cerrado son el 25 de diciembre y el 1 de enero.

La entrada a los jardines es gratuita. Pero, para deleitarse de los invernaderos los adultos deberán pagar 5,50 € (4 £), los estudiantes 4,12 € (3 £) y los niños 1,37 € (1 £). Quien tenga la tarjeta Edinburgh Pass podrá disfrutar sin cargo alguno de estos espacios.

En definitiva, quien se encuentre en Edimburgo o en sus proximidades, no puede dejar de visitar su Jardín Botánico. Seguro que las diferentes áreas que lo componen harán las delicias de aquellos que se dejen seducir por el Real Jardín Botánico de Edimburgo.

Fuente foto: Royanf
Fuente foto: Royanf