Compártelo en tus Redes Sociales:

Aquí encontrarás información referente a los Techos verdes, su construcción, mantenimiento y beneficios.

Un proyecto que todo amante del paisajismo debe conocer

La solución eco amigable ha llegado a las urbes mundiales, y tiene el nombre de Techos Verdes; jardines capaces de contrarrestar las fuertes olas de calor y frio, al igual que reducir hasta en un 50% el gasto de electricidad causado por aires acondicionados en las edificaciones, además de reducir los riesgos de inundaciones gracias a la absorción natural de aguas pluviales.

En éste pequeño rincón dedicado al arte de embellecer nuestras azoteas aprenderás a construir, desde cero, un hermoso jardín o huerto, con diferentes tipos de vegetación, materiales y mucha ayuda de nuestros paisajistas profesionales.

Pero… ¿Qué son los Techos verdes?

Usando una definición básica, podemos mencionar que son azoteas acondicionadas, con tecnologías ecológicas, cubiertas por abono y otros tipos de materiales fértiles en donde se procede a cultivar plantas decorativas o frutales. Su función trasciende la estética, pues se enfoca en mejorar el hábitat humano aportando diferentes beneficios para el medio ambiente.

techos verdes

Detrás de éste tipo de proyecto se encuentra toda una ciencia y diferentes formas de llevarlo a cabo, para eso te daremos algunos tips, más adelante, que son importantes al momento de construir un Techo Verde; cómo sus materiales, vegetación adecuada, e inclusive los grados de inclinación propicios para su desarrollo. 

Los beneficios ecológicos hablan por sí mismos

A diferencia de los que muchos piensan, los Techos Verdes no son solo para deslumbrar con hermosos jardines en lo más alto o alrededor de un edificio, y aunque una de sus funciones sea esa, sin duda, es la menos relevante.

A continuación te presentamos todos los beneficios que aporta éste tipo de proyecto y cómo puede influir a largo plazo si se hace una tendencia en cada región del planeta:

  1. Aislante térmico: Ésta sorprendente cualidad permite ahorrar gran cantidad de energía ya que conserva frescos los espacios calurosos en épocas de verano, reduciendo notablemente el consumo eléctrico al evitar el uso de aires acondicionados.
  2. Puedes usarlos como huertos: La presente opción no solo beneficia a nuestros pulmones, aportando oxígeno al lugar, sino también a nuestros bolsillos, porque permite el desarrollo del autoconsumo en las urbes donde los precios de algunos frutos son excesivamente costosos.
  3. Mejora la calidad del aire: La cualidad más importante de un Techo Verde es, sin duda, la de purificar el aire a su alrededor, y gracias a que puede adsorber los contaminantes como el CO2, el riesgo de sufrir una enfermedad respiratoria se reduce considerablemente impactando, al mismo tiempo, en el gasto de salubridad pública.
  4. Ayuda a prevenir inundaciones: Si se preguntan cómo es esto posible, se sorprenderán al saber que los Techos Verdes pueden adsorber hasta un 80% de las aguas de lluvia que caen sobre ellos, y de esta forma reducen considerablemente el volumen de agua que obtienen los ríos de las precipitaciones en el invierno.
  5. Un lugar para relajarse y entrar en contacto con la fauna silvestre del lugar: Y es que este tipo de proyecto trae consigo un espacio con mucha naturaleza donde tomar aire fresco, leer un buen libro o simplemente disfrutar de la vida animal como los insectos y aves de la región es posible y agradable.

Es hora de diseñar y construir Techos Verdes

Para esta tarea es necesario tomar en cuenta varios factores externos como el tipo de clima de la región, la vegetación que se adapta mejor al ambiente, los grados de inclinación en donde se ha de construir y los materiales idóneos para optimizar su elaboración. Si necesitas ayuda para realizar un análisis correcto de los puntos antes mencionados en Paisajismo Digital con gusto te brindaremos asesoría completa.

Luego de tener la información base de los factores externos es necesario contar con un diseño original  que cumpla con requisitos mínimos. En su maquetación hay que tomar en cuenta el peso máximo que puede soportar la azotea y el tipo de vegetación que se utilizará, además de las subdivisiones creadas para su cuidado.

techos verdes

Teniendo en cuanto todo lo mencionado, ¡vamos a construir! Y para nuestro primer techo verde usaremos materiales básicos cómo sustrato, abono, lonas o membranas impermeables resistentes a las raíces para evitar filtración, y vegetación. Esta última la puedes obtener en forma de semillas o mediante un trasplante minucioso para que las plantas sobrevivan.

Con los materiales adecuados es momento de comenzar. Primero debes fijar bien la membrana impermeable y anti raíz a la superficie en donde se vaya a cultivar. Seguidamente, se procede a esparcir el sustrato por la superficie escogida, teniendo en cuenta el no obstruir los drenajes ni desagües para evitar la saturación de agua sobre el techo; también hay que tener presente la profundidad del subsuelo que, dependiendo del tipo de vegetación que se ha de plantar, oscila entre los 7 y 20 centímetros.   

Ahora vamos con lo más divertido y gratificante de la construcción: la siembra. Aquí puedes hacer volar tu imaginación, o bien usar los conocimientos de expertos como los de Paisajismo Digital para que tu obra maestra atraiga cierto tipo de fauna o dé los frutos que deseas.

Y ahora qué sabes un poco acerca de los Techos Verdes y sus beneficios, no dudes en fomentar tan noble y benéfico proyecto.

Si te ha gustado nuestro artículo ayúdanos a compartirlo.


Opt In Image
Suscribete a nuestras noticias sobre Paisajismo, Cursos y Promociones
Compártelo en tus Redes Sociales: