Compártelo en tus Redes Sociales:

Fundado en 1959, el Jardín Botánico de la UNAM ofrece una experiencia única a sus visitantes. Ubicado en medio del ajetreado ambiente universitario y urbano de la Ciudad de México, el jardín comprende 13 hectáreas de patrimonio vegetal, ciencia y sustentabilidad. En Paisajismo Digital te llevamos a conocer esta joya de la ecología latinoamericana.

Breve reseña del Jardín Botánico de la UNAM

El Jardín Botánico de la UNAM fue diseñado por el biólogo español Faustino Miranda y el botánico Manuel Ruíz Oronóz. El proyecto también contó con la colaboración del fisiólogo médico Efrén del Pozo, entonces secretario general de la Universidad Autónoma de México (UNAM), así como de diversos botánicos mexicanos, entre ellos Helia Bravo, quien fue la primera bióloga de México.

En 1959 abrió las puertas al público, siendo el segundo jardín botánico más antiguo de la nación, por detrás del Jardín botánico de Tuxtla Gutiérrez, en el estado de Chiapas.

Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana
Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana

El proyecto fue concebido para promover el cuidado de las plantas nativas mexicanas, por lo cual se ha consolidado, a través de los años, “como centro de investigación y de conservación de la diversidad vegetal mexicana“. Desde 1961, la administración del jardín fue entregada, de forma exclusiva, al Instituto de Biología de la UNAM.

El Instituto de Biología de la UNAM

Esta dependencia universitaria se ha encargado no solo de desarrollar un hábitat especial para cada especie residente en el jardín. También han destinado grandes esfuerzos para promover la cultura botánica. A lo largo del año, se realizan cientos de visitas guiadas, talleres, cursos y conferencias. En ellas, la conservación vegetal, las prácticas sustentables y la divulgación científica son los principales temas abordados.

Actualmente, el Instituto de Biología de la UNAM con programas específicos para el estudio de la evolución sistemática de la vegetación mexicana. Asimismo, poseen laboratorios de etnobotánica y citogenética. Recientemente, han creado áreas especiales para sus programas de fisiología molecular y cultivos in vitro, todo esto como parte de sus estrategias de conservación de las especies nativas y en peligro de extinción.

Uno de sus principales proyectos es la apertura del Centro de Adopción de Plantas Mexicanas en Peligro de Extinción. Gracias a este programa se han resguardado a 300 de las 945 especies nativas en riesgo. Cada persona que adopta una planta recibe su respectivo certificado como miembro de la Red Ciudadana para la Conservación de la Diversidad Vegetal de México.

Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana
Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana

En el Instituto de Biología de la UNAM espera que “las plantas adoptadas puedan ser la fuente de germoplasma para la recuperación de las poblaciones de las especies en riesgo en su hábitat natural“.

Colecciones vegetales del jardín botánico

El Jardín Botánico de la UNAM alberga 24 especies de plantas nativas mexicanas. De ellas, 300 se encuentran en peligro de extinción, por lo cual es considerado un auténtico santuario del cuidado y resguardo del patrimonio vegetal mexicano. Entre las colecciones vegetales, dispuestas en zonas diferenciadas del jardín, se encuentran:

Colección de plantas tropicales

En esta área podremos encontrar estanques con nenúfares, lirios y otras especies acuáticas, así como camineras repletas de helechos, musgos, orquídeas, y otras especies endémicas del trópico y la selva mexicana. Su principal atractivo son las 34 especies de Dalia (Dahlia), declarada flor nacional de México en 1963.

Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana
Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana

Colección de plantas medicinales

El Jardín Botánico de la UNAM cuenta con más de 1600 especies medicinales. Ellas disponen de ecosistemas especialmente diseñados para su reproducción y conservación, en un jardín repleto de especies provenientes de la selva, bosques y desiertos prehispánicos de México. Algunas de las principales plantas medicinales residentes en el jardín son:

  • Sábila (Aloe vera), famosa por sus propiedades desinflamatorias y cicatrizantes.
  • Violeta común (Viola odorata), utilizada como expectorante.
  • Hierba dulce (Lippia dulcis), muy común como infusión contra problemas estomacales.
  • Hoja de tejo (Salix taxifolia), usada para combatir afecciones renales y en pacientes diabéticos.
  • Agave lechuguilla, planta de uso para el tratamiento de fracturas óseas.
Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana
Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana

Colección de cactáseas y suculentas

La sección de cactáseas y suculentas recibe el nombre de “Jardín del desierto Helia Bravo“, en honor a una de las principales colaboradoras en la apertura del Jardín Botánico de la UNAM. Aquí podrás encontrar una espectacular colección de agaves, magueyes, ocotillos y cientos de cactus provenientes del desierto mexicano.

Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana
Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana

Arboretum

El arboretum del Jardín Botánico de la UNAM está conformado por un pequeño bosque. Allí, especies de cedros, pinos blancos, ocotes, oyameles, táscates y otros árboles nativos adornan un maravilloso entorno natural, concebido especialmente para el resguardo de estos árboles.

Invernadero

El invernadero cuenta con formaciones de roca volcánica que sirven para construir los ecosistemas requeridos por muchas de las especies residentes en el jardín. En este espacio podremos  observar colecciones de bromelias, acacias, palmitos y muchas otras especies endémicas mexicanas.

Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana
Jardín Botánico de la UNAM, patrimonio de la biodiversidad mexicana

Conservación y uso sostenible de este pulmón vegetal

Este jardín botánico se esmera por promover las prácticas sustentables en sus técnicas de conservación vegetal. Muchas de las jardineras está hechas con roca volcánica reciclada de lava petrificada. La misma, en su mayoría, provenía del volcán Xitle, actualmente extinto.

Cada ecosistema del jardín posee un suelo y sustrato específico para las especies residentes. En el Jardín del desierto, por ejemplo, todo el suelo está compuesto por grava del tezontle, proveniente de las laderas de algunos de los volcanes activos en México.

De igual forma, los nenúfares cuentan con estanques de aguas tratadas provenientes del complejo universitario. Allí también residen cientos de peces que aportan vida y color a las fuentes y estanques del jardín.

Cómo visitar el Jardín Botánico de la UNAM

Puedes programar tus visitas guiadas al Jardín Botánico de la UNAM escribiendo al correo jbdifusion@ib.unam.mx. El boleto de ingreso tiene un valor de 75 pesos mexicanos (4$ dólares estadounidenses). Estos son los horarios de apertura del jardín:

Horario de Verano: Lunes a Viernes de 9:00 a 17:30 h. Sábados de 9:00 a 15:00 h. Domingos de 9:00 a 15:00 h.

Horario de Invierno: Lunes a Viernes de 9:00 a 16:30 h. Sábados de 9:00 a 15:00 h. Domingos de 9:00 a 15:00 h.

Cerrado: Días festivos, Semana Santa, vacaciones de invierno y vacaciones administrativas de la UNAM.

Para conocer más sobre este y otros jardines botánicos del mundo, mantente conectado con las redes sociales de Paisajismo Digital. Allí encontrarás todas las actualizaciones de nuestro blog y servicios integrales de la arquitectura del paisaje. ¡Éxitos y bendiciones!