Compártelo en tus Redes Sociales:

La luz, elemento vital para los jardines

Las plantas precisan del sol para su desarrollo ya que gracias a la luz que emana, por medio de la fotosíntesis, obtienen los productos que necesitan para llevar a cabo sus funciones vitales.

Por ello, a la hora de diseñar un jardín es importante tener en cuenta este aspecto. En concreto, es interesante considerar que existen 4 variables relacionadas con la luz que afectan, de una manera u otra, al desarrollo de las plantas: su intensidad, calidad, exposición y la inclinación del terreno.

Respecto a la intensidad de la luz, hay que saber que mientras unos vegetales precisan que sea elevada, otros se desarrollan adecuadamente con poca luz o con niveles medios de intensidad lumínica. No hay que olvidar, tampoco, aquellas plantas propias de lugares sombríos.

A modo de curiosidad se puede mencionar que vegetales que agradecen los rayos del sol son, además de las plantas de flor como los rosales (Rosa spp.), los cactus (familia Cactaceae).

rosa blanca

Por el contrario, planta que prefieren localizarse a la sombra son la clemátide (Clematis spp.), la hortensia (Hydrangea microphylla), los helechos (Pteridium aquilinum) o la camelia (Camellia spp.).

Además, es importante tener en cuenta el tiempo total de exposición lumínica que las plantas precisan para un correcto desarrollo. Un ejemplo serian las plantas con flor que deben recibir aproximadamente 6 horas de luz para crecer adecuadamente.

Un factor de especial relevancia a la hora de cuidar plantas de interior es la calidad de la luz que obtengan. Ya que con frecuencia, será necesario que reciban una iluminación artificial.

Por último, es interesante considerar la orientación y pendiente del terreno en el que se asienta el jardín. Esto es, de situarse hacia el este, sufrirá en mayor medida los efectos de las heladas a primera hora de la mañana. Por el contrario, en espacios inclinados hacia el sur, los vegetales tardan menos en desarrollarse pero el suelo pierde humedad antes. Respecto a las plantas localizadas en solares localizados hacia el oeste, es importante apreciar que obtienen un mayor aporte lumínico pero, a su vez, están más expuestas a las inclemencias del tiempo como, por ejemplo, la lluvia.

nandina domestica

En resumidas cuentas, a la hora de realizar un correcto proyectado del jardín será interesante analizar correctamente la localización, ubicación y orientación del suelo. Para así conocer el aporte lumínico que las plantas recibirán. De esta manera, se conseguirá un entorno agradable en el que disfrutar todas las épocas del año.