Compártelo en tus Redes Sociales:

Esta planta perenne capaz de adaptarse a casi todos los climas puede tolerar -15 ºC de temperatura.

La menta (Mentha piperina) tiene un tallo de color rojizo y su olor característico es debido al mentol que posee.

El género Mentha pertenece a la familia Labiatae, incluida dentro del orden Lamiales que, a su vez, se clasifica dentro de la clase Magnoliopsida de la división Magnoliophyta.

Mentha

El cultivo de la menta es sencillo

Este vegetal tiende a invadir el terreno de cultivo adyacente. Por ello, puede ser recomendable cultivarla en una maceta.

La menta es capaz de adaptarse a cualquier terreno pero, para su adecuado desarrollo, precisa que el suelo donde se asiente posea materia orgánica.

Además, el terreno en el que enraíza deberá estar continuamente húmedo y bien, drenado ya que la menta no soporta el encharcamiento alrededor de sus raíces.

La menta prefiere las zonas húmedas en semisombra. Así pues, se localizará en lugares donde la radiación solar no incida directamente.

Tal y como se ha mencionado anteriormente, esta planta resiste el frío. Aun así, es recomendable realizar la siembra en primavera o verano, para que cuando lleguen las bajas temperaturas del invierno la planta ya esté desarrollada.

Menta

Algunas curiosidades sobre la menta

Es una planta interesante por sus propiedades aromatizantes, ahuyenta a los pulgones y su localización cercana a las hortalizas en la huerta es beneficiosa.

Así mismo, la menta se emplea en infusiones para mitigar dolencias digestivas, al facilitar la generación de jugo gástrico y favorecer, de esta manera, la función digestiva del estómago.

Al parecer, la menta posee ciertas propiedades antiinflamatorias. Así pues, es frecuente su uso en inhaladores para mitigar los efectos del catarro.

Pero esta planta no sólo es utilizada en fitoterapia, sino que también es empleada en cocina para elaborar platos y postres, debido a sus propiedades aromatizantes.

Por todo lo dicho, la menta es un vegetal a considerar al elaborar el proyecto de un huerto o jardín. Aquellos que decidan usarla en sus composiciones no se arrepentirán.