AgendaFlores , Plantas y Arboles

Plantas de sombra en otoño, las mejores alternativas para cultivar en casa

Plantas de sombra en otoño
Compártelo en tus Redes Sociales:

El otoño es una de las mejores épocas del año para sembrar y cosechar vegetales y, a su vez, las características de esta estación son fantásticas para sembrar especies para interiores en macetas y parterres. En este artículo de Paisajismo Digital te mostramos algunas de las plantas de sombra en otoño ideales para sembrar antes de que el frío aumente. ¡Veamos!

Plantas de sombra en otoño

Las plantas de sombra son aquellas especies vegetales que no resisten la exposición directa a la luz solar. No obstante, esto no quiere decir que no necesiten del sol para sobrevivir, simplemente requieren un espacio fresco y seco para sobrevivir, así como de espacios con luz solar limitada.

Los botánicos recomiendan sembrar este tipo de espacios en jardines que apunten hacia el norte o, en su defecto, conservarlas en habitaciones que no estén expuestas totalmente al sol. Las plantas de sombra en otoño crecen de maravilla, pues en esta estación bajan las temperaturas y los rayos solares son mucho más tenues.

A continuación repasamos algunas de las mejores especies ornamentales que puedes sembrar antes de que arrecie el frío invernal.

Anemone hupehensis (Anémona japonesa)

Anemone hupehensis (Anémona japonesa)
Anemone hupehensis (Anémona japonesa). Foto: Flickr

La anémona japonesa es una planta herbácea que crece en espacios ventilados y semisombreados. Durante el verano y el otoño, la planta florece y alcanza una altura promedio de 1,5 metros, pero al llegar el invierno el follaje decae considerablemente.

Para su crecimiento, esta especie amerita riegos frecuentes y sustratos libres de charcos. Si bien la anémona resiste fuertes heladas es muy sensible al calor, por lo cual se recomienda plantarlas en zonas con climas fríos. Las flores suelen ser rosas y blancas, con algunos tonos rojizos.

Camellia oleífera (Camelia)

Camellia oleífera (Camelia)
Camellia oleífera (Camelia). Foto: Flickr

La camelia es una de las plantas de sombra en otoño más comunes en jardines ornamentales, gracias a su fácil plantación y escasos cuidados. Este arbusto de lento crecimiento comienza a florecer desde el final del otoño hasta la primavera, generando flores de diversos tonos rosados y blanquecinos.

Si bien la planta no amerita poda, si es indispensable contar con sustratos ácidos y con excelente drenaje, así como áreas frescas y libres de la exposición directa al sol, pues los fuertes rayos queman el follaje del arbusto.

Campanula rapunculus (Rapónchigo)

Campanula rapunculus (Rapónchigo)
Campanula rapunculus (Rapónchigo).

La campanula es una planta bienal que florece durante la primavera, generando flores violetas en racimos. Esta especie no es sensible a la luz solar directa, aunque crece mejor en espacios con semisombra. Sin embargo, no tolera temperaturas altas, siendo una especie de climas templados.

El rapónchigo es muy apreciado por sus propiedades medicinales. Las hojas poseen propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias, ayudando en el tratamiento de hemorragias leves. Las raíces, por su parte, son comestibles y sirven para aderezar ensaladas crudas y cocidas.


Te puede interesar: EL CRISANTEMO regresa en otoño a nuestros jardines


Cyclamen persicum (Violeta de los Alpes)

Plantas de sombra en otoño - Cyclamen persicum (Violeta de los Alpes)
Cyclamen persicum (Violeta de los Alpes).

El cyclamen persicum crece mejor en sitios plenamente sombreados, pues sus hojas y flores son extremadamente sensibles al sol y a las fuertes heladas. Desde el otoño hasta la primavera florece y necesita riegos frecuentes para conservar las raíces húmedas, pero libres de charcos.

En verano, la planta pierde casi todo su follaje, pero debe resguardarse en un lugar fresco y seco. Conocida como «violeta de los Alpes», esta planta perenne es cultiva en toda Europa para adornar habitaciones y oficinas, siendo una especie muy resistente que necesita escasos cuidados.

Hosta (Planta de Lidia)

Hosta (Planta de Lidia)
Hosta (Planta de Lidia).

La hosta es una de las plantas de sombra en otoño de follaje perenne, características por sus grandes hojas verdes con bordes blancos. La planta de Lidia, como se le conoce en España, crece, preferiblemente, en lugares totalmente sombreados y protegidos del ataque de insectos y bichos, pues la especie es perseguida, sobre todo, por los caracoles y las babosas.

Esta especie es de lento crecimiento, por lo cual necesita escasos cuidados. Solo necesita sustratos húmedos y bien drenados para su desarrollo, así como áreas ventiladas libres de sol. En primavera y verano se riega dos o tres veces por semana. En otoño e invierno, cada 8 o 10 días.

Otras plantas de sombra en otoño para sembrar en casa

Al hablar de plantas de sombra en otoño es muy importante considerar las variaciones climáticas. Este año, el clima otoñal ha sido más frío de lo común, con temperaturas promedio de 12 y 15 °C en el hemisferio norte, así como fuertes vientos helados. En España, por ejemplo, se registraron fuertes nevadas desde finales de septiembre, algo inédito para ese momento del año.

Por ello, conviene disponer de jardines protegidos de los vientos pre invernales, así como de suelos libres de charcos y humedales. Esto evitará que las raíces se pudran por exceso de agua o humedad. De igual manera, las habitaciones sombreadas deben garantizar temperaturas estables para que las plantas puedan desarrollarse. De lo contrario, las especies morirán al arreciar el invierno.

Lamium maculatum (Ortiga manchada)

Plantas de sombra en otoño - Lamium maculatum (Ortiga manchada)
Lamium maculatum (Ortiga manchada).

El follaje de la ortiga manchada posee un particular brillo plateado, el cual genera luminosidad. De igual forma, las hojas suelen presentar una mancha blanca en el centro y las flores crecen con los pétalos ondulados, asemejando la forma de una boca de dragón.

Las flores de la ortiga manchada atraen a muchos insectos y abejas que alcanzan su máximo esplendor durante el verano. Esto facilita la polinización de otras especies florales en jardines con abundante luz solar. La planta crece sin problemas en climas templados, preferiblemente en espacios semisombreados y con abonos particularmente ácidos, húmedos y bien drenados.

Myosotis scorpioides (No me olvides)

Myosotis scorpioides (No me olvides)
Myosotis scorpioides (No me olvides).

Mejor conocida como «oreja de ratón» o «no me olvides», la myosotis scorpioides es una planta perenne que florece desde la primavera hasta el final de verano. La especie crece en sitios sombreados y húmedos, requiriendo suelos ácidos y arcillosos, prácticamente empapados.

La planta tolera bien la exposición directa al sol durante las mañanas y puede crecer sin problemas cerca de lagos y riachuelos. Para cultivo ornamental es mejor conservarla en exteriores ventilados.

Primula vulgaris (Oreja de oso)

Plantas de sombra en otoño - Primula vulgaris (Oreja de oso)
Primula vulgaris (Oreja de oso).

La «oreja de oso» es otra de las plantas de sombra en otoño ideal para cualquier hogar u oficina, debido a su reducido tamaño. La planta necesita lugares frescos y sombreados para su desarrollo, así como riego moderado.

Las hojas de primula vulgaris poseen propiedades medicinales (para aliviar afecciones respiratorias y trastornos del sueño), mientras que los pétalos de sus flores son utilizados para preparar vinos, tés y ensaladas.


Te puede interesar: El Estanque de jardín, sugerencias y consejos útiles para el Otoño


Rododendron (Azalea)

Rododendron (Azalea)
Rododendron (Azalea).

La azalea es un arbusto que puede medir entre 10 y 20 centímetros de alto. Mundialmente comercializada como planta ornamental, las diversas especies de azaleas son ideales para embellecer espacios habitables, al ser una planta perenne de fácil adaptabilidad.

Esta especie vegetal es vulnerable al ataque de plagas, por lo cual requiere suelos bien drenados y una poda continua de sus tallos. Del mismo modo, la planta es altamente venenosa, por lo que se debe tener mucho cuidado en lugares en donde haya mascotas.

Solenostemon (Cóleo)

Plantas de sombra en otoño - Solenostemon (Cóleo)
Solenostemon (Cóleo).

El cóleo es una de las plantas de sombra con flores más espectaculares para tener en casa. Estas crecen en el ápice de los tallo, en tonos rojizos, naranjas, violetas y marrones que le convierten en una planta perenne extremadamente llamativa.

Aunque es una planta de sombra, el solenostemon requiere cerca de 2 horas diarias de sol, así como sitios ventilados para su desarrollo. Bien cuidada, la planta puede crecer hasta 2 metros de alto, por lo cual es muy importante podar la planta frecuentemente. De lo contrario, hojas y flores harán demasiado peso sobre el tallo, causando quiebres letales.

Conclusiones de un paisajista

Con el cóleo finalizamos este interesante recorrido por las mejores plantas de sombra en otoño. Recuerda visitar nuestras redes sociales y la web de Paisajismo Digital. Así estarás al día con las actualizaciones del blog, así como con nuestros diversos proyectos y cursos orientados al diseño y enseñanza de la jardinería y arquitectura paisajista. ¡Hasta la próxima!

Comments (1)

  1. […] Te puede interesar: Plantas de sombra en otoño, las mejores alternativas para cultivar en casa […]

Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.