AgendaDesarrollo sostenible

«VALOMASK», proyecto sostenible en Valladolid

Valomask
Compártelo en tus Redes Sociales:

La división Medio Ambiente del Grupo FCC (Fomento de Construcciones y Contratas, S. A.) lanzó en diciembre de 2021 el proyecto VALOMASK, por medio del cual el grupo español pretende implementar una gestión adecuada de las mascarillas sanitarias, uno de los insumos más utilizados durante la pandemia del Covid-19. En Paisajismo Digital te contamos los pormenores de este proyecto sostenible respaldado por el Ayuntamiento de Valladolid.

¿De dónde surgió este proyecto sostenible?

De acuerdo con la revista científica Environmental Science & Tech­nology, más de 660 millones de mascarilla quirúrgicas se habían desechado en España durante el primer año de la pandemia del coronavirus. Esto se traduce en 1300 toneladas de materiales plásticos, de las cuales el 75% va a parar a los mares, océanos y vertederos, según estimaciones de Naciones Unidas.

El panorama empeora si se considera que, en promedio, todas esas mascarillas tardarán unos 450 años en descomponerse. Sí. ‘Desecho’ no significa lo mismo que ‘deshecho’, ya que no toda la basura que producimos se descompone rápidamente. En este sentido, todos los desechos quirúrgicos derivados de la pandemia representan un grave problema ambiental que no puede ignorarse.

Por suerte, las autoridades sanitarias creen que el fin de la pandemia global está cerca, ya que las últimas variantes del Covid-19 son cada vez menos peligrosas. Sin embargo, los efectos del virus tendrán un impacto imborrable en la humanidad, principalmente en el medio ambiente. Por ello han surgido iniciativas desde 2020 para intentar minimizar la producción de desechos sanitarios, comenzando por los guantes y mascarillas quirúrgicas.

Una de las estrategias más utilizadas ha sido la implementación de mascarillas reutilizables. Esto reduce el volumen de desechos sólidos, pero no soluciona netamente el problema. Al respecto, el Grupo español FCC, con sede en Barcelona, se propuso diseñar un proyecto sostenible para llevar a cabo una valorización por bioconversión de las mascarillas desechadas. ¿De qué va el proyecto VALOMASK? Lo explicamos a continuación.

Principales objetivos de VALOMASK

valomask
Foto: https://www.fccma.com/

VALOMASK tiene como principal objetivo desarrollar un proceso que permitirá caracterizar, clasificar, separar y, por último, valorizar las mascarillas quirúrgicas. Cofinanciado por el Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León, dentro de la Línea 2021 proyectos de I+D en el contexto del brote de Covid-19, la iniciativa sostenible arrancó en diciembre de 2021 con un presupuesto de 630000 euros.

Todos los procedimientos se realizarán en las instalaciones del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de Valladolid, el cual es propiedad del Ayuntamiento de la ciudad y gestionado por una Unión Temporal de Empresas (UTE) liderada por FCC Medio Ambiente. En este sentido, para lograr los objetivos del proyecto, FCC contará con el apoyo del Centro tecnológico CARTIF de Valladolid.

Para alcanzar su objetivo principal, VALOMASK desarrollará las siguientes estrategias:

  • El análisis cuantitativo y cualitativo de las mascarillas que están siendo procesadas en los complejos medioambientales y que actualmente no están preparados para su tratamiento diferenciado.
  • Un estudio del comportamiento de las mascarillas en los diferentes procesos dentro de un complejo medioambiental mediante un novedoso sistema de separación, con la finalidad de que puedan ser sometidas a una valorización sostenible medioambientalmente, a través de un proceso termoquímico y una posterior fermentación.
  • Como resultado de la pirólisis (degradación térmica a través del calor) se obtendrá un gas rico en propileno y un aceite que será utilizado en fermentaciones con microorganismos, logrando su bioconversión de aceites de pirólisis a bioplásticos y ácido cítrico.

Otros detalles del proyecto VALOMASK

Valomask

Los trabajos en el CTR de Valladolid incluyen la construcción de un centro de I+D (investigación científica y el desarrollo tecnológico (I+D) para optimizar la sostenibilidad relacionada con los residuos.  En este sentido, al finalizar los trabajos VALOMASK tendrá una sede física dentro de la propiedad del Ayuntamiento, la cual funcionará de manera autónoma.

Del mismo modo, durante el proceso de preparación del complejo ambiental en su parte práctica y administrativa, el Ayuntamiento aprovechará para iniciar el proceso de captación de trabajos de investigación sobre los residuos de las mascarillas a nivel local. Los trabajos en el CTR de Valladolid, en principio, tendrán una duración de 15 meses. Todo comenzará formalmente una vez el centro culmine su tramitación ambiental.

De acuerdo con la Concejala Delegada General de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Valladolid, María Sánchez, «VALOMASK no se trata de un proceso productivo. Es un proyecto sostenible que pretende saber cómo se comportan las mascarillas en los CTR y ver para recuperarlas y valorizarlas. En definitiva, se busca crear uno o varios canales de reciclaje para un producto que actualmente no lo tiene”, afirmó la funcionaria.

Los 630000 euros del presupuesto se dividen en:

  • 30000€ para el estudio de requisitos.
  • 70000€ para el análisis del comportamiento.
  • 143000€ para el estudio y selección de técnicas de separación.
  • 85000€ para el diseño y desarrollo de un procedimiento de separación mecánica.
  • 101250€ destinados al proceso de pirólisis.
  • 120000€ destinados a la bioconversión
  • 80000€ para el desarrollo de un proyecto de gestión sostenible a escala industrial.

Para la asignación de puestos de trabajo, FCC contratará una ingeniera como directora del proyecto. Posteriormente, se valorará el personal necesario para cada fase de ejecución. Por su parte, los investigadores de CARTIF asignados al proyecto se incorporarán con diversos grados de implicación, de acuerdo con el perfil de cada uno y la fase en desarrollo.

Más sobre FCC Medio Ambiente

Valomask

La división medioambiental del Grupo FCC lleva a cabo, desde hace más de 110 años, la prestación de servicios municipales. En ese apartado entra la gestión integral de residuos a más de 66 millones de personas en todo el mundo. En total, la FCC presta servicios de saneamiento urbano en más de 5000 municipios de toda España y otros países de Europa y América.

Entre ellos destacan la recolección, tratamiento, reciclado, valorización energética y eliminación de residuos sólidos urbanos. Además, el Grupo se especializa en limpieza de vías públicas; mantenimiento de redes de alcantarillado; conservación de zonas verdes; mantenimiento y limpieza de edificios e instalaciones; tratamiento y eliminación de residuos industriales y recuperación de suelos contaminados.

Conclusiones de un paisajista

En Paisajismo Digital respaldamos la implementación de iniciativas sostenibles como VALOMASK. A través de este tipo de proyectos es posible mitigar la contaminación ambiental producida por los efectos de la pandemia. De igual forma, las estrategias implementadas generan empleos y promueven la recuperación de áreas afectadas por la acumulación de desechos sólidos. La sostenibilidad hace la diferencia al momento de enfrentar los problemas ambientales del planeta.