Compártelo en tus Redes Sociales:

Si buscas jardines emblemáticos del mundo donde lo natural se mezcla con el diseño humano para brindar un espectáculo de colores, aromas y muchas variedades de plantas perennes y anuales, entonces estás en el lugar correcto. Para ti, Paisajismo Digital, presenta los Jardines Butchart, un legado familiar que ha trascendido durante más de 100 años, con cinco zonas diferentes; el Jardín Hundido, el Jardín de Rosas, el Jardín Japonés, el Jardín Italiano y el Jardín Mediterráneo.

Un poco de historia sobre los Jardines Butchart

Todo empezó con el dicho “lo que es inservible para unos, es oro para otros”, y así, lo aplicó la fundadora y creadora de los Jardines Butchart, Jennie Butchart, con su amor por las rosas y mucho tiempo libre para dedicarse a cultivar. Se dice que fue en 1904 cuando su esposo, Robert Pim Butchart, abandonó los trabajos en su cantera de piedra calcárea, y dejó a merced de Jennie 22 hectáreas de terreno, quien con la visión de darle un mejor aspecto, comenzó a cultivar rosas, y no acabaría allí.

Jardines Butchart
Fuente: George Labrador

Los hermosos Jardines Butchart, situados en la isla de Vancouver, cerca de la ciudad de Victoria en Cánada, empezaron a conformarse según la imaginación de su creadora, que para 1906 introdujo, con la ayuda e Isaburo Kishida (jardinero y diseñador) un jardín con diseño japonés, otorgándole un nuevo aspecto a la cantera. Y no fue hasta 1910 cuando Jennie comenzó a embellecer con flores el enorme y singular hoyo que se encontraba en la roca, dándole un estilo inglés muy sofisticado, y lo llamó Jardín Hundido.

Jardines Butchart
Fuente: Abel Rodriguez

Luego, unos años más tarde, la señora Butchart decide empezar con la construcción de un nuevo jardín, en donde la temática estaría referida a las plantas y diseños italianos. Posteriormente, su gran ingenio y mucho espacio permiten que cree el Jardín de Rosas. Para ese instante, los Jardines Butchart estaban en la cúspide de los más asombrosos del planeta.

Para la actualidad, los jardines siguen siendo propiedad de la familia Butchart, quien pretende alargar su legado horticultor de generación en generación. Además, sus 22 hectáreas repletas de más de 700 especies vegetales  continúan abiertas al público que, cada día crece, y sino que los más de un millón de visitantes al año digan lo contrario.

Cinco jardines y más de un millón de plantas cultivadas

En ninguna parte del mundo encontrarás otro lugar parecido a los Jardines Butchart, y es que gracias a sus variadas temáticas en donde cantidades casi innumerables de especies perennes y anuales de todo el mundo se funden para regalarnos un espectáculo visual con hermosos contrastes cromáticos, debido a las continuas floraciones y aromas irrepetibles como los de las begonias, Geranios o Geranium, Salvias, Amapolas o Papaver, Ceanothus y muchas más, lo hacen un sitio que todo paisajista debe visitar.

Jardines Butchart
Begonia aconitifolia – Fuente: George Labrador

Para ti, el paisajista amateur y profesional, hoy te presentamos las cinco zonas principales de los Jardines Butchart y todo su esplendor, en cuando a especies vegetales se refiere. También, las estaciones del año en donde se pueden contemplar las floraciones y cómo se distribuyen las plantas para generar el efecto visual que tanto los distingue.

Jardín Hundido

Nuestra primera parada es en la zona más emblemática de todos los Jardines Butchart, el Jardín Hundido. Allí, cada año, los horticultores se asegurar de que la floración ininterrumpida se mantenga desde marzo a octubre. El paraíso con estilo inglés se encuentra en el área más baja del recinto y es de fácil observación gracias a que se puede ver desde lo alto, dejando una vista total del jardín y todo su esplendor.

Jardines Butchart
Fuente: Abel Rodriguez

En él podemos encontrar macizos de especies perennes y anuales, plantadas sobre diferentes capas de elevación; como lo son la Camelia y sus alargadas hojas, los Helechos, el Malus (Crabapple) y el Tulipán o Tulipa, siendo las mencionadas las más representativas del jardín, pero además; existen otras variedades como los Geranium, los Berberis y los Arces o Acer.  

También, y para la primavera, el Jardín Hundido se llena de una espectacular eclosión de bulbos, en total 300.000, sincronizados para otorgarnos una hermosa floración durante los meses de marzo y mayo, siendo el mes de abril el más propicio para disfrutar de las flores más coloridas en el verano.

El Jardín de Rosas y el Jardín Japonés

El Jardín de Rosas es uno de los más emblemáticos de todos, pues fue el favorito de la señora Butchart. En él encontraremos más de 300 especies diferentes de rosas orquestadas en empalmados arcos y cenadores cubiertos por las mismas.

Jardines Butchart
Fuente: George Labrador

Otras especies de plantas conforman el resto del macizo colorido, repleto de aromas únicos que suelen presentarte en primavera, son: la Delphinium, la Hortensia o Hydrangea, la Paeoniaceae y la Fuchsia.

Jardines Butchart
Fuente: Jim Hoffman

Impresionantes rojos y dorados nos dejan las hojas de otoño en el Jardín Japonés, revestido por Arces japoneses (Acer), Dalias o Dahlia, Bellis o Margarias inglesas, Myosotis o Miospero y la Viola; también llamada Pansy.

Jardines Butchart
Viola odorata – Fuente: George Labrador

Uno de los atractivos más llamativos del jardín sus especies de crecimiento y follaje cambiante, como los Arces japoneses y su gama de colores oro brillante, amarillo y escarlata.

También podemos mencionar a la Callicarpa, que si bien no parece ser muy extravagante, nos regala en otoño vistosas bayas color lila y violeta. Otras plantas como la Chrysanthemun, la Cyclamen o el Euonymus, que al igual que las otras mencionas son de las más representativas.

Fuente: Jim Hoffman

El Jardín Italiano y el Mediterráneo

Con la llegada al Jardin Italiano, descubrirás un hermoso estanque en donde la estatua de bronce de Mercurio creado por Samuel MacLure (famoso arquitecto canadiense), nos espera. Además de muchas especies de plantas como las rosas, Delphinium, las Amapolas o Papaver y Poinsettias, podemos deleitarnos con Calceolarias y Rudbeckias.

Jardines Butchart
Fuente: Jasmine Park

Por otro lado, cerca del estanque de las estrellas, podemos encontrar al Jardín Mediterráneo, que si bien es pequeño en comparación con los otros, su variedad de especies vegetales exóticas lo hacen único e interesante; entre ellas podemos encontrar al Narciso, los Prunus o Cereza ornamental, el Tulipán o Tulipa, el Gingko y el Heptacodium.   

Jardines Butchart
Fuente: Michael Vogt

Coloridas palabras finales

Finalizamos nuestro recorrido por los hermosos Jardines Butchart, cada uno con sus únicas especies de plantas que deleitan la mirada de cualquier paisajista profesional o amateur. Y principalmente, nos demuestran que con un toque de motivación y algo de ingenio podemos crear el jardín de nuestros sueños, aunque la señora Jennie Butchart tuvo más que eso.

Nosotros de Paisajismo Digital nos despedimos, animándote a que sigas conociendo más de tan grandiosos jardines y sus floraciones continuas con colores y aromas únicos gracias a la combinación de tantas especies de plantas perennes y anuales.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar